Scott Fitzgerald, carta a carta

Scott Fitzgerald, carta a carta

Publicado por el May 24, 2013

Compartir

Francis Scott Fitzgerald nunca ha necesitado de campañas de “marketing” o de publicidad para estar siempre ahí en la cima de los escritores con más morbo e interés. Al igual que Oscar Wilde y si me apuran, hasta Proust. Por h o por b, siempre es un buen momento para editar las obras de Fitzgerald o sus hazañas literarias y vitales en versión biográfica, real o fantaseada. Y quien dice Francis Scott Fitzgerald, dice Zelda Fitzgerald e, inclusive, su hija Scottie. No obstante, el estreno de “El Gran Gatsby” en la versión alucinógena de Baz Luhrmann y protagonizada por Leonardo DiCaprio, ha sacado otra vez los recuerdos de familia del baúl de los trapos sucios. Y digo bien baúl de los trapos sucios porque las relaciones entre las tres patas del banco nunca fueron idílicas. Un toma y daca.

Escena de la última versión cinematográfica de El Gran Gatsby

Escena de la última versión cinematográfica de El Gran Gatsby

Las novedades editoriales que siempre me gusta referir, me llevan a la reedición del “El Gran Gatsby” por parte de dos sellos, Alfaguara y Nórdica.  Pero, sobre todo están las cartas de amor entre el matrimonio Fitzgerald, “Querido Scott, Querida Zelda” (Lumen) y, más aún, las misivas de Scott a su hija Scottie (Alpha Decay).  Huelga decir que todo este carteo habla de relaciones que se mueven entre el amor y el odio, elevado a una graduación alcohólica inadmisible para cualquier tasa política o legalmente correcta. Encuentros y desencuentros entre marido y mujer, entre acusaciones -y deducciones por parte de los biográfos- sobre quién llevó a quién a la locura y la autodestrucción: si él a ella, celoso de su pontencial creativo, o ella a él, enferma de locura y de exacerbación vital. Nada nuevo bajo el sol de este Gran Gatsby. No obstante, siempre es mejor leer de primera mano lo que el uno dijo a la otra, y viceversa. Esta edición de Lumen, recoge por primera vez en castellano toda la correspondencia entre ambos, con algunas piezas inéditas.

Para mi gusto, resultan de mayor interés, por aquello de más desconocidas, las cartas entre padre e hija, Scott y Scottie. Valga como anzuelo con cebo sabroso incluido este revelador párrafo del prólogo que escribe la propia Scottie Fitzgerald: “En mi próxima reencarnación es posible que no me apetezca volver a ser la hija de un escritor famoso. El trabajo incluye un  buen sueldo y tambián algunos extras, pero las condiciones laborales resultan demasiado peligrosas. La gente que vive por entero de la fertilidad de su imaginación es fascinante, brillante y a menudo encantadora, pero es preferible tenerlos por compañeros de mesa en una fiesta que tener que convivir con ellos”. Definitivo para seguir leyendo todo el epistolario de cabo a rabo. Cosas de las que preocuparse, recomendaciones del padre a la hija: “Del coraje, de la higiene, de la eficiencia y de la imaginación”. Cosas de las que no preocuparse: “Por el triunfo; por el fracaso, a menos que sea culpa tuya; por los mosquitos, por las moscas; por hacerte mayor…” 

 

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2013

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031