Mujeres, hombres y viceversa

Mujeres, hombres y viceversa

Publicado por el Oct 15, 2017

Compartir

Sofía Casanova fue la primera corresponsal de guerra española y escribía en ABC. Sofía Casanova cubrió la I Guerra Mundial, la revolución de Octubre, que está a punto de cumplir cien años, y entrevistó a Trotski a bocajarro. Lo que hoy esculpimos en letras muy grandes: exclusiva mundial. Pero nunca se han recopilado sus crónicas en un libro. De Chaves Nogales, otro ilustre periodista recuperado para la lectura colectiva, llevamos ni se sabe ya cuántos tomos sobre sus andanzas, sus puros fumados aquí y allá. Y tanto humo marea. De Sofía Casanova se acaba de editar un libro de poemas con material inédito (Fugaces, Editorial Torremozas), pero no sus crónicas (¿para cuándo?). Tal vez porque, además de periodista, era mujer casada con un canalla, con varias hijas y la vida empaquetada en una maleta. Sus andanzas protagonizaron la novela “Azules son las horas” (Espasa) –siempre pensé que esta historia merecía una serie de televisión– y sus crónicas duermen en la hemeroteca. Está claro que ella no fumaba puros y no pisaba las alfombras de los hoteles con botas embarradas. Tampoco la hubieran invitado a ningún congreso de columnistas.

Leonora Carrington vista por Max Ernst

 

Violeta Parra se suicidó. A pesar de sus pesares, en su voz cansada, aquel himno de optimismo melancólico: Gracias a la vida que me ha dado tanto… Su centenario se cumple el 4 de octubre y su biografía llegará en noviembre a las librerías. Leonora Carrington, la pintora surrealista de origen británico y tumba mexicana, cumplió los cien el pasado mes de abril, y sus memorias, con prólogo de la premio Cervantes Elena Poniatowska, también están a punto de aparecer (“Memorias de Abajo”, Alpha Decay). Violeta Parra se suicidó y Leonora Carrington pasó de amante de Max Ernst a un psiquiátrico de Santander. Perfecto distingo el negro del blanco.

 

Kingsley Amiy y su mujer, Elizabeth Janes Howard

 

Kingsley Amis, vitriólico autor británico padre de Martin Amis, se vistió siempre con ese traje tan mal planchado del hombre que no ama a las mujeres. “Stanley y las mujeres” (Impedimenta) es la novela que relata con muy mala baba su divorcio de Elizabeth Jane Howard, escritora y madre de Martin. “Es un esputo purulento”, no lo dice ella ni su reticente hijo, sino Kiko Amat en el prólogo. Mujeres, hombres y viceversa.

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2017

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
noviembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930