Miroslav Balka y Bob Esponja en Londres

Publicado por el Mar 8, 2010

Compartir

Fin de semana en Londres y, si sería imperdonable no hacer una visita a la Tate, al menos, también para mí lo es no darse una vuelta por Picadilly Circus. Por supuesto, en la catedral del arte, mi objetivo, y no otro, se centra en la instalación en la Sala de Turbinas de la pieza de Miroslav Balka. En Picadilly y los aledaños más kitsch del mundo, ir a la caza de Bob Esponja, personaje de dibujos televisivos surrealista donde los haya. Una camiseta, por favor. Caras como ellas solas, pero da igual.

Picadilly Circus es el templo a la estética pop más exacerbada que uno pueda imaginar, donde el souvenir nace y se hace para deleite de unos turistas que se han dado cuenta de que Londres es carísimo, pero les da igual porque para ellos el arte se resume en un imán para la nevera con forma de cabina telefónica, de bobby, de Big Ben o de Bob Esponja… No olvidemos, por mucho que Warhol absorbiera todas las energías, que el pop nace aquí, a la orillas del Támesis. Con Richard Hamilton y su “Just what is it that makes today’s homes so different, so appealing?”

Marchemos de Picadilly Circus, icono pop por derecho propio, y entremos en la Tate, a punto de ponerse manos a la obra con su ampliación. Dejando a un lado la cantidad de público que acude a este museo todos los días del año (casi hay que apartarlo como en el metro. Tal vez deberían controlar un poco el número de entradas), sigue siendo un lugar envidiable. Sobre todo, para quien procede, como yo, de un país donde no hay museos envidiables (de arte contemporáneo, se entiende). Si acaso se envidian entre ellos y se hacen la puñeta. Mi objetivo es la sala de Turbinas y la pieza que ha instalado allí Miroslav Balka (“How is it”), cuyo proceso, con viaje interior incluido, se puede seguir a través del Iphone.

Balka nunca deja indiferente porque, como buena parte de los artistas contemporáneos de origen centroeuropeo (él es polaco), tiene la capacidad de transmitir el máximo con los mínimos elementos. Un principio del minimalismo que pasado por la vieja Europa y su vieja historia lo hace teatral y expresionista al máximo. Su cajón metálico en medio de la Sala de Turbinas es inmenso pero no deja de ser una caja, un cubo con uno de sus lados abiertos para que entre la oscuridad. Y dentro de la oscuridad te guía la luz exterior. Un contenedor dentro del gran contenedor que es la Sala de Turbinas. Un escenario de sombras, al que se accede desde una rampa, donde si uno avanza choca con una pared negra; y, al final, si miras de nuevo al frente, siempre está la luz. Ustedes busquen las lecturas que quieran. Son tantas.

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2010

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031