La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres

La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres

Publicado por el Apr 28, 2017

Compartir

Este es el inteligente título, y sugerente en sus miles de lecturas, del último ensayo de la escritora norteamericana Siri Hustvedt. La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres es ella misma o podríamos ser cualquiera. Ella observa (observamos) el comportamiento machista que ha regido el mundo de la cultura, de la ciencia (de todos los ámbitos podríamos añadir) a lo largo de la historia y de lo que no es historia sino puro presente, día a día. Y me viene este título a la cabeza, no solo porque Siri Hustvedt haya pasado estos días por España (Sant Jordi y otras citas culturales) y compartiera una deliciosa comida con ella y con otra colega periodista a instancias de su editorial Seix Barral, sino porque el panorama está caliente entre mujeres que son acosadas de una manera u otra, dentro y fuera de nuestras fronteras. Por ejemplo, el caso de la chica murciana que recibe una declaración de amor de un hombre con el que se cruza una noche en un transporte público y él –enamorado, dice que ese es su estado y con ello ya lo justifica todo– decide declararle su pasión en pasquines que pega por muros y árboles. En ese texto, que no había leido hasta ahora, describe cómo fue su subidón amoroso que da más miedo que otra cosa, porque, claro, el susodicho enamorado tiene toda las papeletas para ser un acosador, presuntamente. Bajemos el tono y digamos que pesado que ya es bastante causa o razón para mandarle a su casa y que nos deje en paz con su baboseo literario.

chicadeltranvia

¿Por qué narices esta chica tiene que aguantar a un pelmazo anónimo que encima le espiaba por el rabillo del ojo una noche cualquiera en un transporte público? ¿Quién no ha pasado por esa situación y le ha resultado molesta, de día, de noche y al mediodía? Aseguran que esto es amor del bueno, romántico (como en una película).

Siri Hustvedt junto con su marido Paul Auster y su hija Sophie

Siri Hustvedt junto con su marido Paul Auster y su hija Sophie

Una declaración de amor en cuerpo y alma es la que hace Paul Auster a su señora esposa Siri Hustvedt en “Diario de invierno”. Tal vez debieran repartir el libro en esos programas de ligoteo televisivo que luego llevan a idas de olla anónimas. Lo cierto es que no vine a hablar de esto pero una cosa (“La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres”) lleva a la otra. Solo una última, o penúltima, apreciación, conocer a Siri Hustvedt ha sido un auténtico placer. Escucharla hablar con una erudición infinita y sin terquedad alguna en sus argumentos. Da gusto, en estos tiempos de fanatismos y mediocridades varias, que alguien como ella escriba: “Soy una gran amante de las artes, las humanidades y las ciencias. Soy novelista y feminista. También soy una lectora apasionada cuyas opiniones han sido y son continuamente reconsideradas y modificadas por los libros y artículos de diversos ámbitos que forman parte de mi día a día como lectora. Lo cierto es que estoy llena hasta el borde de las voces no siempre armoniosas de otros escritores”.

 

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2017

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
junio 2017
M T W T F S S
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930