La moda “Downton Abbey” llega a los libros

La moda “Downton Abbey” llega a los libros

Publicado por el Apr 12, 2013

Compartir

En el universo reciente de las series de televisón y sus “corte” de fans, “Downton Abbey” pertenece a la ya clásica estirpe de películas que retratan la vida en las casas de las familias de clase alta y de la nobleza en la sociedad británica de principios del siglo XX. Para la televisión, antes que “Downton Abbey”, vino “Arriba y abajo” (de la que se ha rodado una secuela recientemente), y, para la gran pantalla, filmes como “Lo que queda del día”, dirigida por James Ivory, con guión de la recientemente fallecida Ruth Prawer Jhabvala (por el que recibió un Oscar) que se basaba en la novela de Kazuo Ishiguro. Ahora llega un curioso libro que sigue esta estela. No escrito por un gran autor, como es Ishiguro, sino por una anónima señora Powell, de nombre Margaret y de profesión cocinera en una de estas casas de alta alcurnia británica durante los años veinte de la pasada centuria. “En el piso del abajo” es el título de esta pieza que acaba de recuperar para los lectores en castellano la editorial Alba.

"Lo que queda del días", con Emma Thompson y A. Hopkins

“Lo que queda del día”, con Emma Thompson y A. Hopkins

Las memorias de Margaret Powell aparecieron por primera vez en el año 1968 en Inglaterra y fueron un éxito rotundo por lo que le sucedieron otros títulos de similar temática también firmados por ella. La señora Powell, incluso, llegó a tener una serie de televisión que se basaba en su propia vida (“Beryl’s Lot)”. Resulta obvio que aquí y ahora aparece este “En el piso de abajo” porque “Downton Abbey” se ha convertido en una serie de culto y de tirón con personajes perfectamente trazados, ambientación exquisita e inteligencia en los diálogos (sobre todo, en el papel que interpreta Maggie Smith, la condesa viuda de Grantham). Las memorias de la cocinera Margaret Powell vienen a desmitificar el tono dulzón e idílico con el que se han querido pintar muchas veces la vidas compartidas, pero en pisos distintos, entre los señores y el servicio. Unos, arriba, y otros, abajo con las escalera de por medio. El tono paternalista con el que se ha reflejado en muchas ocasiones todo este ambiente de época y estilo de vida choca frontalmente con la descripción que traza Margaret Powell. Sin lugar a dudas, mucho más ajustada a la realidad que a los decorados de película.  

La cocinera y escritora Margaret Powell

La cocinera y escritora Margaret Powell

Valga este pequeño párrafo como aperitivo y para abrir boca: “Los patronos decían siempre que la formación que te daban te iba a ser muy útil para cuando te casaras y fundaras tu propia familia. Cuando yo dejé el servicio doméstico, me llevé dos cosas: conocimientos para preparar una sosfisticada cena de siete platos, y un enorme complejo de inferioridad. Ninguno de ellos resultó útil en mi vida de casada. Mi marido era un lechero que ganaba tres chelines por semana, de los cuales me daba tres libras, de modo que saber preparar una cena de siete platos no me servía de nada”. La franqueza literaria de Margaret Powell se mide a partes iguales con la ironía de la que hace gala, más brusca y mucho menos fina que la que ejerce la condesa viuda de Grantham en la serie “Downton Abbey”. Pero, ya saben, una es condesa y la otra, cocinera. Arriba y abajo se cuecen distintos pucheros y con distintos ingredientes y hasta el carácter se agria en distintos grados y maneras. Lo cual no quiere decir que la inteligencia no se reparta a partes iguales. Este libro es un buen ejemplo.

 

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2013

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031