Hay una carta para ti (firmado García Lorca y Kafka)

Hay una carta para ti (firmado García Lorca y Kafka)

Publicado por el Nov 22, 2013

Compartir

Sin duda, los epistolarios se han convertido en uno de los recursos editoriales más interesantes de los últimos tiempos. Cartas y más y más cartas para conocer la intrahistoria de los artistas y escritores más sugerentes y relevantes del último siglo. Fíjense ustedes si las epístolas tienen miga que el investigador y ensayista británico Simon Garfield, recién publicado su libro “En el mapa. De cómo el mundo adquirió su aspecto“, ya está inmerso en un nuevo trabajo que versa sobre la evolución del género epistolar a lo largo de los siglos, hasta llegar al email y al washapp (imagino). Puestos a imaginar, ya imagino los libros o ebook que se editaran de este género pasados no muchos años en los que se incluyan los mensajes cruzados, hasta en sms, entre ilustres escritores, artistas y personalidades de toda clase y condición.  

Retrato del poeta granadino

Retrato del poeta granadino

Kafka y Lorca gozan de los parabienes absolutos. No he echado la cuenta, ni he buscado datos porque tampoco hace falta, para saber que son dos de los autores más significativos del siglo XX sobre cuyos carteos más se ha publicado, especulado y escrito a la caza de inéditos o de morbosidades ocultas entre las líneas. Las dos últimas novedades al respecto vienen de la mano de las editoriales Galaxia Gutemberg (García Lorca) y Nórdica (Kafka). La primera mención se corresponde con las cartas y recuerdos del poeta granadino durante su estancia en Nueva York y La Habana. En este cuidado volumen, con un álbum de fotos y curiosidades varias, salen a la luz toda clase de detalles ya sabidos u otros por descifrar más detenidamente. “Sería tonto que yo expresara la inmensidad de los rascacielos y el tráfico. Todo es poco. En tres edificios de estos cabe Granada entera”, escribe a su familia en 1929. Un año más tarde les cuenta que “Trabajo bastante. Escribo un libro de poemas de interpretación de Nueva York que produce enorme impresión a estos amigos por su fuerza. Yo creo que todo lo mío resulta pálido al lado de estas cosas que son en cierta manera sinfónicas, como el ruido y la complejidad neoyorquina. Como la vida de Federico García Lorca: es y seguirá siendo un poema, en esta caso, epistolar.

Retrato de Kafka firmado por Warhol

Retrato de Kafka firmado por Warhol

Kafka y sus cartas a Felice protagonizan la edición de Nórdica, que lleva en la faja esta frase qur rodea su hermosa portada: “… no puedo creer que exista un cuento de hadas en el que se haya luchado por una mujer más y con mayor desesperación de lo que en mi interior se ha luchado por ti, desde el principio y siempre de nuevo y tal vez para siempre”. Apenas tres líneas que resumen los años de noviazgo “carteado” entre el escritor y su amada y que en este voluminoso volumen (valga la redundancia” ocupa un extenso recorrido por más de 800 páginas. Al principio cada misiva arranca con un “Señorita:…” y, por ejemplo, la siguiente confesión: “Aún cuando tuviera alrededor de mi mesa a mis mismísimos tres jefes con sus ojos clavados en mi pluma, tengo que contestarla en el acto, pues su carta ha caído sobre mí como desde las nubes”.

 

Retrato fotográfico de Felice

Retrato fotográfico de Felice

La pasión va in crescendo: “Una vez más, niña mía querida, ha llegado la noche tras una tarde en la que no he dormido (tarde sin dormir suena peor que noche en blanco), ya no escribo más, únicamante a esta chica a la que querría estar escribiendo uno sin parar, de la que quisiera uno oír hablar continuamente, junto a la que uno quisiera estar ininterrumpidamente, en la que, más que nada, quisiera uno abandonarse con absoluto olvido”. Y no hemos alcanzado todavía la mitad del libro. Para este momento, ya hemos llegado a las crisis, las dudas, las desesperación: “¿Pero qué es lo que ha ocurrido, Felice? Sin duda, has tenido que recibir el viernes mi carta urgente en la que te anunciaba mi llegada para el sábado. No irá a haberse perdido esta carta”. Para concluir en las eternas justificaciones de un amante que se debate entre la fidelidad a su amada o a su otra pasión, la escritura: “que en mi interior hay dos seres que combaten, es cosa que ya sabes. Que el mejor de ambos combatientes te pertenece, es algo que he dudado en estos días menos que nunca”.

Ambos libros, suponen una lectura muy recomendable cuya amenidad e intensidad va in crescendo. Lorca y Kafka tienen una carta para ti.

 

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2013

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031