Diez libros “raros” para el Día del Libro (y 2)

Diez libros “raros” para el Día del Libro (y 2)

Publicado por el Apr 19, 2013

Compartir

Si la primera entrega de esta lista prometió sorpresas, no se pierdan esta segunda. Otras cinco recomendaciones, con las que cerramos las diez prometidas. Tampoco van a defraudar a los amantes de los libros con mayúsculas, aunque estos no sean mayúsculos de tamaño. Ya sabe que lo breve si bueno, dos veces bueno.

1.- “Un cuarto propio”, Virginia Woolf (Lumen). Podríamos afirmar que este libro en realidad contiene tres. Tres en uno, como los productos concentrados. ¿Por qué? El primero, obviamente, el que escribió Virginia Woolf de su puño y letra. El segundo, el que acuña Jorge Luis Borges con la traducción que hace de este texto clásico de la escritora británica, que es la versión que ahora publica Lumen. Y tercero porque incluye un prólogo de Kirmen Uribe, escueto pero muy original, donde se pregunta cómo es que a él, un hombre, le encargan la introducción de un escrito en el que se trata la discriminación de la mujeres en la cultura británica. Como mucha sorna e ironía comenta que puede que se deba a que en más de una ocasión han confundido su nombre, Kirmen, por Carmen. Promete, pero es que además, como escribe la propia Virginia Woolf desde la primera línea del capítulo 1: “Pero, dirán ustedes, nosotros le pedimos que hablara sobre las mujeres y la novela, ¿qué tendrá que ver esto con un cuarto propio?”. Efectivamente, el “cuarto propio” de la señora Crowe. Pasen y lean.

Retrato de Marcel Proust

Retrato de Marcel Proust

2.- “El abrigo de Proust”, de Lorenza Foschini (Editorial Impedimenta). Como hemos empezado con Virginia Woolf podemos seguir con uno de sus escritores más amados y admirados, Marcel Proust, de cuya obra maestra, “En busca del Tiempo perdido”, se cumplen 200 años. Exactamente, el aquí referido no es un libro de Proust, ni siquiera sobre él. Es un libro sobre el abrigo de Proust, como señala el título, al que Michael Ondaatje ha tildado como “único y fascinante” (por otro lado, por mucho que la firme Ondaatje, típica alabanza de contrasolapa). Pero sí que es fascinante en la trama que desarrolla: un rico parisino, que vive obsesinado por Proust, por rescatar entre los enseres del autor malvendidos por una familia que se avergüenza de su homosexualidad, el famoso abrigo de piel de nutria, con el que Proust sale fotografiado en numerosos retratos.

3.- “Cinco mujeres excepcionales”, James Lord (Editorial Elba). A saber: Gertrude Stein, Alice B. Toklas, Marie-Laure Noailles, Arletty y Errieta Perdikidi. Y quien las retrata es James Lord, “lo que los círculos literarios más puristas calificarían de un escritor menor, por no decir un mero biógrafo de celebridades o cotilla de altos vuelos metido a escritor“. Esto que podría echar para atrás a más de uno, en realidad, nos echa para delante, nos anima a leer de cabo a rabo este volumen donde cinco mujeres excepcionales, en campos bien distintos y con vidas bien diferenciadas, retratan una época (buena parte del siglo XX) , en la que ser mujer, y con marcada personalidad, no estaba demasiado bien considerado. Aquí tienen un friso femenino de armas tomar.

Donald Sutherland en el "Casanova" de Fellini

Donald Sutherland en el “Casanova” de Fellini

4.-  “Los últimos años de Casanova”, de Joseph Le Gras y Raoul Vèze (Editorial Atalanta). En el año 2009, esta misma editorial publicó “Historia de mi vida”, del propio Casanova, 3.000 páginas que escribió a lo largo de dos años y que configuran un cuadro perfecto y minucioso de la Europa del siglo XVIII. Este pequeño volumen al que ahora me refiero cierra este capítulo “casanovista” de la mano de dos maestros en su obra. Podemos sumar a este libro el editado por S.d Edicions bajo el título de “Cartas a un mayordomo”, del propio Casanova. La edición de ambos volúmenes ha corrido a cargo de un especialista como Jaime Rosal.

5.- André Gide, de Luis Antonio de Villena (Cabaret Voltaire).  Este mismo año nos hemos topado con la edición de su Diario (Editorial Alba), y ahora llega esta suerte de homenaje por parte de Luis Antonio de Villena, que lo trufa de relaciones directas e indirectas con autores como Oscar Wilde, el tres veces citado en este texto, Proust y Luis Cernuda, entre otros. Gide siempre merece ser revisitado, no solo por su fascinante (y morbosa, todo hay que decirlo) vida, sino también (como dudarlo) por su fascinante e influyente obra.

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2013

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031