Margaret Cavendish, la mujer que inventó la ciencia ficción

Margaret Cavendish, la mujer que inventó la ciencia ficción

Publicado por el May 26, 2017

Compartir

“No es que las mujeres no escribiesen en el siglo XVII, no es que las mujeres no formulasen teorías científicas en el siglo XVII, no es que no existieran alternativas a la filosofía mecanicista. Lo que había pasado es que los estudios sobre el siglo XVII habían olvidado o minusvalorado o desatendido esta producción. Y las posibilidades de romper con el canon que abre el estudio de la producción de una escritora maldita como Margaret Cavendish son infinitas, al ser una mujer que escribe poemas, obras de teatro o biografías y plantea teoría científicas que promueven la superioridad de la naturaleza e imagina viajes a otros mundos, y sus protagonistas son heroínas que desafían el liderazgo masculino y e incluso coqueteaban con el lesbianismo y el travestismo”.

Edición original de "El mundo resplandeciente", de Margaret Cavendish, la duquesa de Newcastle

Edición original de “El mundo resplandeciente”, de Margaret Cavendish, la duquesa de Newcastle

 

La editorial Siruela acaba de “descubrirnos” la figura y la obra de Margaret Cavendish (1623-1674) y Maria Antònia Martí Escayol escribe el prólogo a la novela fundacional de la ciencia ficción (como la definen en la solapa del libro), que Cavendish firma, “El mundo resplandeciente”. De ese prólogo he seleccionado las anteriores palabras. No podría contarlo mejor. Cada vez son más las mujeres que  emergen a la superficie de la Historia. Parece más que demostrado que no solo hubo hombres en todos los ámbitos de la sociedad que hicieron cosas por y para la literatura, la ciencia, el arte… También hubo mujeres aunque el tupido velo del segundo plano las ha relegado, y aún las relegue. Cavendish se nos aparece en esta primera traducción al español de su “El mundo resplandeciente”, cuyo primer prefacio que la propia Cavendish escribiera concluye así: “Aunque no pueda ser ni Enrique V, ni Carlos II, me esfuerzo en ser Margaret I. Y, aunque ni tengo poder ni ocasión para conquistar el mundo como lo hicieron Alejandro y César, y tampoco puedo ser dueña de uno, pues ni la Fortuna ni el Destino me lo darían, he creado un mundo por mí misma, por lo que nadie, espero, podrá culparme, al tener cada cual el poder de hacer lo que desee”.

Como se apunta en las notas a pie de página de este relato, hay mar de fondo y de hondo calado argumental en este relato un tanto mágico cuando se hacen referencias lo mismo a Cyrano de Bergerac, que se satirizan los experimentos de la Royal Society en 1655 sobre los relojes de péndulo; a las teorías de Hobbes para cuadrar el círculo y al “Leviatán” y el estado de todos contra todos  o el tamaño de  las estrellas, referencias a la observación de cometas a finales del siglo XVI… Un rico relato, de lectura más que recomendable –entre utópico y científico. Esta mujer sabe tanto o más que otros que se han llevado la fama. No era para tomarla broma: ni antes ni ahora. Un placer conocer a Margaret Cavendish, Duquesa de Newcastle, enterrada con honores en la Abadía de Westminster.

 

 

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2017

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
noviembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930