¿Cómo llega un artista a la portada de un periódico?

¿Cómo llega un artista a la portada de un periódico?

Publicado por el May 3, 2013

Compartir

Omar Jerez es el último artista en saltar a la portada o a las páginas gráficas de un periódico como figura destacada del día. Es el último pero, desde luego, no el primero. La provocación es una de las armas más fáciles para llamar la atención, para que alguien se convierta en noticia. Confieso que yo solo he sabido de la obra de Omar Jerez a través de dos de sus “performance”, las dos relacionadas con el terrorismo: la primera con el secuestro de Ortega la Lara (el artista se encerró en un zulo de las mismas dimensiones en el que estuvo el secuestrado durante ocho días) y la segunda y reciente, en la que se ha paseado por las calles de San Sebastián como si portara en sus brazos un cadáver, un asesinado por la banda terrorista ETA.

"Autorretrato con esqueleto", una de las obras de referencia de M. Abramovic

“Autorretrato con esqueleto”, una de las obras de referencia de M. Abramovic

Omar Jerez no es tonto. Ha generado él solo una noticia con solo tocar las teclas de la provocación, que en el género humano son de lo más sensibles y, generalmente, suelen dar melodías desafinadas entre gritos y aspavientos. Siempre encontramos un hueco para rasgarnos las vestiduras. A la performance desde que se la conoce, desde que se le puso este nombre por bandera, siempre se la ha pillado por estos pelos. Pero, claro no es lo mismo que provoque Marina Abramovic con sus situaciones políticas y personales llevadas al límite o Valie Export, que fue capaz de pasear por las calles de una ciudad a un hombre, como si de un perro se tratara, sujeto por una correa al cuello. Corrían los tiempos de la liberalización sexual. Otro caso es el Santiago Sierra, a quien por sus actos se le conoce: desde hacer que se cavaran su propia tumba un monton de emigrantes llegados a las costas de Cádiz hasta “gasear” el interior de una sinagoga en Alemania. Unos aldabonazos en las conciencias que pierden buena parte de su efectividad cuando el mercado los santifica a precio de obra de lujo. Pese a que todo es discutible, en las intenciones de estos tres grandes de la provocación hay un deseo, una ambición que, en, absoluto, deviene del efecto Gran Hermano del que han mamado tantos artistas de hoy en día. Es decir una gloria rápida, vulgar, hasta infantil  que, como decía aquel se pone a temblar de emoción con decir aquello de “caca, culo, pedo, pis”.

Emigrantes cavando su propia fosa, intervención de S. Siera

Emigrantes cavando su propia fosa, intervención de S. Siera

Omar Jerez confiesa en una entrevista que he pillado por internet que le interesa y le gusta la obra de Eugenio Merino, a quien le recordaremos porque metió a Franco en una nevera hace dos ediciones de Arco. No digo más. Ni menos. Omar Jerez ha logrado alcanzar las páginas de gloria de los periódicos porque se convirtió en noticia con solo pasearse por San Sebastián como si de una víctima de ETA se tratara ante la indiferencia de la gente. La indiferencia a la violencia es la rápida conclusión que se ha sacado. Tal vez, también porque él más que una víctima parecía un “Walking Dead”, dada la pésima, falsa, caracterización de su rostro herido. Con las cosas de comer no se juega ni se chotea uno. Una víctima del terrorismo es una cosa muy seria.  

 

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2013

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031