Cinco o seis libros de música ahora que suena la flauta

Cinco o seis libros de música ahora que suena la flauta

Publicado por el may 23, 2016

Compartir

Desde que Alex Ross saltara el estrellato de los libros más vendidos con “El ruido eterno” (Seix Barral”), a mí me suena que se lleva mucho la melodía encadenada de títulos y títulos con estribillo entre las novedades editoriales. Y no me estoy refiriendo a biografìas de estrellas del pop, el rock o demás ritmos que buscan lo pegadizo. Me gusta la música: escucharla y leerla. Por eso, según me van llegando títulos los voy dejando a un lado de la mesa de trabajo. Afino el oído ante la música callada de sus páginas y, de vez en cuando, los abro al azar. Los ojeo como si fueran canciones, en pequeñas dosis. No me salen cuarenta principales, pero vayan ahí unas notas que espero no desentonen como recomendaciones ahora que suena la flauta primaveral o preveraniega tan afín a la canción del ídem.

 

El crítico muiscal del New Yorker, Alex Ross

El crítico muiscal del New Yorker, Alex Ross

1.- “Escucha Esto”. Alex Ross. Seix Barral. Después del citado“El ruido eterno” llegó una segunda parte (esta obra de alguna manera podemos entenderla así). No viene  a esta selección como una novedad porque esta fechado en 2009, pero aún resuenan sus cerca de 600 páginas entre los más “pinchado” de ese año. El crítico musical del New Yorker tiene la capacidad de condensar la historia de la música en esta extensa y bien afinada partitura. Un crítico que ha hecho de la crítica una lectura tan amena como el estribillo que se tararea si apenas esfuerzo. Tiene mérito que alguien como Ross, quien confiesa que “soy un estadounidense blando que no escuchó otra cosa que música clásica hasta los veinte años”, fuera capaz de dar el salto al pop sin prejuicios y encabezar esta confesión con un “odio la música clásica: no la cosa, sino el nombre”. Ya  solo les queda aguantar el concierto entero hasta llegar a esta otra composición memorable: “Estados Unidos no es país para viejos. La cultura pop es un placer de pedófilos”.

 

James Rhodes y su amigo el actor Benedict Cumberbatch

James Rhodes y su amigo el actor Benedict Cumberbatch

 2.- “Instrumental”. James Rhodes. Blackie Books. Uno de los libros del año, y lo que le queda por delante, a pesar de que su lectura (la historia que cuenta) no es fácil. Las memorias del pianista y músico británico James Rhodes que van de los abusos sexuales en su infancia (a los cinco años) a las drogas y a los intentos de suicidio para acabar redimiéndose en la música. No confundir este argumento a grosso modo con un serial televisivo de media tarde. De hecho, si hubiera sido un serial televisivo –ficción, pura ficción– no se hubiera encontrado con los problemas que tuvo la edición de estas memorias, vetada durante muchos años. Luego vino el éxito: lleva en la lista de los libros más vendidos muchos meses. Fenómenos así te reconcilian con los lectores de bien, porque todavía quedan algunos cuantos. Hace unos días el señor Rhodes se paseó por Madrid, por el festival Primera Persona en la Casa Encendida, donde charló sobre Bach, su vida y otras historias. Tocó el piano y sedujo a todo el mundo con su tímida naturalidad de niño grande, maltratado y rebelde.

El crítico y compositor Nicolas Slonimsky

El crítico y compositor Nicolas Slonimsky

3.- “Repertorio de vituperios musicales”. Nicolas Slonimsky. Taurus. Afinen bien el oído para escuchar el epitafio o subtítulo que lleva este libro: “Un recorrido venenoso por la música clásica”. No hay más que añadir. Esta es la recopilación de párrafos críticos con piezas musicales a las que el tiempo o la historia ha terminado por considerar clásicas. Ya sabemos que el momento presente suele ser muy injusto con sus creadores y puede que estos tengan que atravesar el desierto de la soledad y la incomprensión de déadas y décadas antes de alcanzar la cima, ya post morten. En sus cerca de cuatrocientas páginas, el libro está plagado de ejemplos, pero valga uno elegido al modo aleatorio, como si tuviéramos enchufados al ipop. “De los cuatro movimientos de la “cuarta sinfonía” de Brahms, el primero tiene al menos una pizca de vitalidad; pero como los otros tres, se caracteriza porque permite apreciar el gran pecado de Brahms: su lamentable falta de ideas” (New York  Post, 13 de diciembre de 1886). Porque no habían llegado los tiempos del “punk”, pero, desde luego, todo suena muy “punk”.

El crítico canadiense Carl Wilson

El crítico canadiense Carl Wilson

4.- “Música de mierda”. Carl Wilson. Blackie Books. Ayer, sin ir más lejos, me paseaba por una de esas grandes superficies comerciales donde se vende música, libros y otras tantas monerías, y escuchaba a unas chicas de mediana edad que preguntaban por este libro al dependiente para regalárselo a una amiga. Confieso que mi pareja y yo también lo regalamos a una amiga. El título es más que llamativo. También muy “punk” o muy “heavy”. Se lleva lo desagradable, el vómito en el escenario o el romper la guitarra estrellándola contra el altavoz. Al anterior título o libro recomendado me remito. Escupir más que acariciar. Reconozco que seducida por título me lo llevé para leer un largo fin de semana tumbada en el sofá con copa de vino a mi vera. Saber del porqué y el cómo de la música de mierda que inunda nuestras emisoras de radio partiendo del ejemplo de Celine Dion tiene su punto de divertimento masoquista y alienante. Todos tenemos nuestra papelera de basura no reciclable en la biblioteca musical. Y tampoco es para hundirse, como el Titanic, en una depresión.

La cantante canadiense Celine Dion

4.- “Tócala otra vez Bach”. Máximo Pradera. Malpaso. Otro estribillo (o subtítulo) antológico es el que lleva este libro: “Todo lo que necesitas de música para ligar”. Esta claro que lo que se busca es una melodía pegadiza. Y como pegadiza que es se me ha pegado a la mesa, a la curiosidad, al oído, y atisbo en el horizonte editorial un éxito veraniego. Dato añadido: este libro sí que lleva acompañamiento musical, un cd con 15 cortes, con los que se supone que se puede ligar un montón. Albéniz, Albinoni, Bach, Beethoven, Boccherini, Britten, Chopin, Dvorak, Falla, Gershwin, Haydn, Liszt y Marcello. Si pensaban en otras melodías románticas a la italiana y francesa de los años sesenta y setenta -incluso en plan regetón- siento haberles decepcionado. Sin duda, este es el valor añadido del libro. Si se liga o no, no lo sé ni me interesa. Pero tengo un cd más para el coche que me acompañará en los viajes de verano para alternar con los éxitos de la temporada.

Y el sexto título musical dejo a su libre albedrío. Mejor, no. Aquí se lo paso uno más el sexto:

Bob Stanley toca con el grupo Saint Etiennne

Bob Stanley toca con el grupo Saint Etiennne

 6.- “Yeah, yeah, yeah. La historia del pop moderno”. Bob Stanley. Turner.  El autor de este libro, cuya edición inglesa difiere de la castellena (se le han caído unas cuantas páginas y detalles), es arte y parte de la historia de la música. Bob Stanley toca con el grupo Saint Etienne y ejerce la crítica musical periodística en medios de élite internacional. Por músico y por especialista, conviene atender a sus razones que resultan sorprendentemente disonantes. Por un lado, alaba a los Bee Gees (yo también: fui fan de ellos en mis años de post adolescentes y me mantengo fiel en mis creencias) y ataca a rabiar a los Rolling y a Eric Clapton. Totalmente de acuerdo, pena que no tire a matar también a Bruce Springsteen (NO LO SOPORTO). ¡Qué bueno es saber retirarse a tiempo! Como yo no soy una especialista en música -tan solo una aficionada, como a otras tantas cosas- tal vez se equivoque en sus apuntes el señor Stanley, pero a mí me gusta que pise callos de mitos indestructibles y rompa más de una cuerda de la guitarra. Una pena que tan solo abarque 50 años de historia de la música pop. El punto final llega cuando internet nos vende a todos al mejor postor.

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2016

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
marzo 2017
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031