Cinco libros en busca de la felicidad

Cinco libros en busca de la felicidad

Publicado por el Dec 18, 2014

Compartir

La felicidad es protagonista de las mesas de novedades. También sus contrarios, como la angustia y el estrés. Filósofos clásicos y actuales y algún que otro periodista estudian este universo plagado de emociones a for de piel. Lo hacen en cinco libros que son brújulas

 1.- “Ansiedad”. Editorial Seix Barrall.

El autor: Scott Stossel, periodista y escritor norteamericano, editor de la revista The Atlantic.

Las claves del libro: El citado señor Stossell, como periodita que es, escribe un larguísimo reportaje autobiográfico. Él sufre un problema de ansiedad desde que era un niño de nueve años y abre las puertas de su corazón y de sus neuras para contárnoslo en primera persona. De cómo siente pánico si tiene que hablar en público a cómo fue incapaz de besar a su primera novia o pensó que se derrumbaría en el regazo de su prometida el día de la boda, con vómito incluido. No digamos en el parto de sus hijos: requerir más atenciones médicas que la propia parturienta. Suena un poco a chiste o a comedia exagerada, pero cuando Stossel empieza a contar el cóctel de fármacos que ha llegado a ingerir mezclado con alcohol, entramos en la tragicomedia. Si, como contaba el historiador alemán Philipp Blom en su libro Años de vértigo, al estrés se le puede poner fecha de nacimiento a comienzos del siglo XX (en torno a 1914) con el auge de las ciudades y la tecnología y la vida acelerada, ahora estamos en el pico más alto de la curva de la ansiedad. De esa enfermedad que vino con el progreso y que se acentúa en tiempos de crisis como el actual. De todas sus experiencias, podemos colegir que un poco de ansiedad no viene mal para mantenernos activos y vivos, pero cuando se cruza la raya de lo admisible suenan las alarmas y llega el colapso del cuerpo y de la mente.

Lo bueno: La sinceridad y el tono ameno, pese a lo angustioso de algunas situaciones retratadas. El libro nunca pierde su carácter periodístico y aporta numerosos datos cuando trasciende lo personal.

Lo malo: Abstenerse aprensivos de manual, porque en cada una de las experiencias que narra Stossel (de los vómitos a los mareos y el pánico, sin descartar los dolores de estómago de carácter nervioso) uno puede verse reflejado. Justamente ahí se pueden desatar todas las neuras propias, incluso las que ni siquiera sabía que residieran en su mente.

 Una frase: «Así pues, ¿la ansiedad patológica es una enfermedad mental, como sostienen Hipócrates y Aristóteles y los farmacólogos modernos? ¿O es un problema fisiológico, como afirman Platón y Spinoza y los terapeutas cognitivoconductuales? ¿Es un problema psicológico, producto de traumas infantiles y de la inhibición sexual, como sostienen Freud y sus acólitos? ¿O es un estado espiritual…? ¿O un estado cultural producto de los tiempos que vivimos»?

2.- En busca de la felicidad. Editorial Kairós

El autor: Joseph Campbell (1904-1987). Aunque no sea un método muy científico, si uno acude a la Wikipedia buscando la ocupación o profesión que se le atribuye, encontrará la de erudito. Nada más certero que esta amplitud de miras e inconcreción, ya que clasificar a Campbell en un compartimento estanco es imposible, además de absurdo. No obstante, pongamos barreras a este campo inconmesurable de sabiduría: experto en mitología e Historia de las religiones. Sin lugar a dudas, alabado y reverenciado intelectualmente por otros sabios del pensamiento contemporáneo. Eugenio Trías reseñó para este suplemento sus más significativos títulos.

Las claves del libro: No estamos ante una de sus obras de referencia (El héroe de las mil caras, Las máscaras de Dios, El poder del mito…). Un trabajo de mucho menor calado pero no por ello menos esclarecedor y apasionante. He aquí un resumen de sus conferencias y entrevistas. La viva voz de Campbell dando vueltas a sus reflexiones sobre el monomito o el viaje del héroe, sobre la felicidad en los actos más cotidianos, sobre lo divino, lo humano y sus interconexiones… Resume a la perfección la filosofía de la felicidad que generaron sus trabajos de mitología comparada.

Darth Vader en La Guerra de las Galaxias

Darth Vader en La Guerra de las Galaxias

Lo bueno: La complejidad  del complejo mundo que estudia en versión concentrada y al alcance de casi todos los lectores. Si Georges Lucas se declara un ferviente seguidor de Campbell, usted también puede serlo y este libro es un buen primer paso. Para la trilogía de La guerra de las galaxias, Lucas se inspiró en El héroe de las mil caras. Incluso El Rey León recicla parte de sus teorías en torno a su idea de felicidad. Si a Campbell le podemos considerar un divulgador, este libro en concreto es un buen divulgador sobre él.

 Lo malo: Absolutamente nada.

Una frase: «No sé lo que es el ser y tampoco sé lo que es la conciencia, pero si sé lo que es la felicidad. Es esa sensación profunda de estar presente, de hacer lo que tenemos que hacer para ser nosotros mismos. Y eso es algo que podemos hacer en cualquier momento, ahora mismo, nos hallamos ya al borde de lo trascendente» (Joseph Campbell).

3.-Filosofía para la felicidad. (Editorial Errata Naturae)

El autor: Epicuro. De él se traen algunos de sus textos más significativos. «Carta a Meneceo», «Fragmentos y testimonios escogidos», «Máximas capitales», «Exhortaciones» y «Acerca del sabio» son los capítulos que salen de sus palabras y escritos en traducción de Carlos García Gual y Javier Palacios. Al filósofo ateniense se suman tres nombres, indiscutibles especialistas en los clásicos, que explican y contextualizan el epicureísmo y su agitado devenir a lo largo de la Historia: el ya citado Carlos García Gual, el estudioso francés Pierre Hadot (fallecido en 2010) y nuestro sabio recientemente premiado con el Nacional de las Letras, Emilio Lledó.

Las claves del libro: Con los mimbres (nombres) referidos en el punto anterior, el injuriado Epicuro tiene buenos defensores. Porque el filósofo ateniense, que vivió buena parte de su vida retirado en su particular jardín de las delicias, ha sido una de las víctimas directas de lo políticamente correcto en sus diferentes versiones a lo largo de los siglos. Perdió la batalla frente a Platón y Aristóteles, más centrados en el poder (la política) y forjar a líderes en sus Academias. Ha sido fruto de mil y una malas interpretaciones.

 

Epicuro retratado pro Rafael

Epicuro retratado por Rafael

Lo bueno: Si de la felicidad se trata, lo mejor es acudir al origen de los tiempos, cuando se dan los primeros pasos en esta transitada senda. De la mano de Epicuro todo puede resultar más sencillo, siempre que lo políticamante correcto no le atenace sus actos. Otro detalle a tener en cuenta reside en que en uno de los capítulos iniciales se conoce a Epicuro por su vida y sus actos. García Gual traza su biografía y sitúa al personaje en su tiempo. Fundamental.

 Lo malo: Nos quedamos con más ganas de filosofía epicúrea en estado puro.

 Una frase: «Cuando decimos que el placer es un fin, no nos referimos a los placeres de los disolutos o a los que se dan el goce, como creen algunos que desconocen o no están de acuerdo o malinterpretan nuestra doctrina, sino al no sufrir dolor en el cuerpo ni turbación en el alma». Y una propina: «De todas estas cosas, el principio y el mayor bien es la prudencia. La prudencia es incluso más apreciable que la filosofía».

4.- Muchas Felicidades. Editorial Ariel 

El autor: Un triunvirato formado Carlos García Gual (catedrático de Filología Griega), Javier Gomá Lanzón (doctor en Filosofía y director de la Fundación Juan March) y Fernando Savater (profesor de filosofía y autor de numerosos ensayos).  Podemos considerar, como figura en el prólogo, un cuarto en concordia (nunca en discordia) imprescindible en estos trabajos: Epicuro.

 Las claves del libro: Sin duda, que no se trata de una edición al uso sobre la materia. La idea surge de un ciclo de conferencias sobre «La filosofía de la felicidad» (dentro de los actos de la llamada «Noche de los libros») en el que las ya citadas personalidades (menos Epicuro, claro) fueron invitadas. De ahí a sentarse delante de un café para charlar sobre la materia y traspasar estas palabras de sobremesa a un libro (bien pulido y editado, claro), sólo hay un paso, y lo da la editorial al concebir este proyecto. Para no confundir al lector, los pensamientos y palabras de cada uno de los contertulios están bien diferenciados en capítulos personalizados. Más allá de Epicuro, se da un repaso a la filosofía y sus autores clásicos en torno a la felicidad.

 Lo bueno: Su fácil lectura. No sólo por lo bien explicado -cualquiera puede acceder a sus contenidos-, sino por los numerosos párrafos, a modo de sumarios, que se intercalan entre sus páginas. Por último, una selección de sentencias al respecto de célebres personajes: Wilde, Tolstói, Buda, Nietzsche… En la variedad está el gusto.

 Lo malo: Lo que tiene de bueno. Tanto es el tono divulgativo que para los exigentes se puede pasar de la raya. Y lo positivo se convierte en negativo. El yin y el yang, que también son claves de la felicidad.

 Una frase: Este es un libro construido con frases hechas. Vaya una por cada autor. Savater: «La autoayuda es una ciencia o una pseudociencia muy apropiada para una época en la que vamos locos para ser felices». Carlos García Gual: «El objetivo de estos pensadores no era procurarnos rutas seguras hacia la felicidad, sino inculcarnos el sentido del deber». Javier Gomá: «La palabra masa, con todas las implicaciones despectivas que sugiere, es particularmente detestable».

Cerebro de vidrio

Cerebro de vidrio

 5.- Cómo Sentimos. Editorial Anagrama

 El autor: Dada la juventud de Giovanni Frazzetto (nace en 1980) merece la pena remarcar su largo (y buen) currículum. Neurocientífico que ha estudiado biología molecular en el University College de Londres y se ha doctorado en el Laboratorio Europeo de Biología Molecular de Heidelberg. Además es miembro fundador de la Red Europea de Neurociencia. En 2008, recibió el Premio John Kendrew, destinado a jóvenes científicos. También colabora en revistas de referencia, como Nature, en la que ha publicado estudios sobre las relaciones entre  la ciencia, la sociedad y la cultura. Apabulla tanto logro como desglosa su editorial en la página web. Después de leer el libro podemos constatar que Giovanni Frazzetto sabe de lo que habla. No está inflado (el currículum).

 Las claves del libro: La ira, la culpa, la angustia, el duelo. la empatía, la alegría, el amor. son los sentimientos o estados del alma que Frazzetto analiza desde el lado más terrenal hasta llevarlo a lo conexiones neurológicas. Son los títulos de los distintos capítulos del ensayo. Pura ciencia para explicar nuestra reacciones primarias, y no tanto.  Al igual que el ya citado Scott Stossel, Frazzetto se toma como ejemplo en muchos casos. La primera persona ameniza el objeto de estudio. De hecho, lo que en primera instancia parece un ensayo de difícil acceso por el desconocimiento en la materia pasa a ser un libro apasionante. Una auténtica sorpresa.

 Lo bueno: Divulgativo y bien escrito. Ciencia al alcance de (casi) todos.

 Lo malo: Algunos detalles propios de la erudición más científica que se nos escapan entre fórmulas, gráficos y dibujos con flechas. Nada malo pasa si aquello que  no se comprende se lo salta en un golpe de página.  

Una frase: «Un buen llanto puede sacarnos de un estado de ánimo artificioso y funcionar como purificador emocional. El episodio de llanto puede ser tormentoso y desconcertante, pero cuando las cosas se aclaran y vuelve la calma, todos salimos beneficidos de esa agitación… Descubierto como proteína que facilita el desarrollo y la supervivencia de las neuronas, el FNC tiene efectos curativos en los ojos».

 

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2014

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031