Chávez no viaja en Hummer

Publicado por el May 17, 2010

Compartir

¿Qué Chávez no viene a la cumbre que se celebra en Comillas? ¿Y qué? Digo yo. Me acabo de meter en vena un vídeo de Julie Rivera que vale por cien Chávez que acudan a visitarnos. “Hummer. Viaje hacia el centro comercial” es el título de este vídeo que cuenta en un solo plano la vida cotidiana en el país-imperio del señor Chávez. Memorable, el vídeo. Increíble lo que cuenta. La secuencia es la siguiente: un conductor -primero anónimo y que luego descubrimos como cantante al estilo culebrón cuando nos enchufa un cd con sus empalagosas canciones- nos argumenta que él ha cambiado el Mercedes por el Hummer (valiente frivolidad, parece el asunto así contado). Ese tanque que descubrimos en series de televisión norteamericanas, como CSI Miami, signo de poderío y de masculinidad cien por cien. Pudiéramos pensar, así a bote pronto, que es un hortera redomado. Lo es, sin duda, no hay más que ver la mano en el volante y el sortijón en el dedo que reproduce a tamaño “king size” el susodicho Hummer. De hecho, el único plano que vamos a ver en los cerca de veinte minutos de la cinta es éste: una mano en el volante y en primer plano, el sortijón. Y te preguntas qué incómodo debe ser y que, como te dé en la cara durante una pelea, te desgracia.

Él habla sin parar ante las preguntas del pasajero del asiento de atrás que le está grabando en vídeo. Esas son las voces que se escuchan en el “off”. Pero no solo se trata de un hortera que luce joyas indescriptibles y lleva un coche preponte e intimidador como pocos. Este cantante empalagoso, conductor de Hummer en el corralito de Chávez y familia, resulta que tiene razones de peso. En un país donde la riqueza se esfuma entre las manos de su jefe supremo, las infraestructuras (carreteras, puentes…) se han ido al carajo, solo se puede circular a lomos de una tanqueta como ésta. Un Mercedes, signo de refinamiento europeo, no aguanta el tipo ante tanto bache y ante tanto asaltador de caminos. Así lo descubre sin tapujos. La inseguridad rampante también cuenta a la hora de blindarse. Este caballero que nos producía una cierta hilaridad al principio, y eso que ni siquiera le vemos la cara, es todo un antichavista que argumenta con todas las de la ley a su favor. Ríanse de los foros de discusión entre expertos, de los artículos en los periódicos. Incluso de aquel “por qué no te callas”. Cuando el arte contemporáneo se pone crítico e incisivo no hay quién le gane. Pero aquí nada se inventa: ni el protagonita del vídeo ni la historia que cuenta. Todo ello real como la vida misma en Venezuela.

Compartir

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2010

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031