Arco adelgaza

Publicado por el Feb 21, 2010

Compartir

Aviso a los navegantes de la “blogosfera” que este blog de “La amiga de Damien Hirst” no se cierra, aunque Arco hoy ponga el cartel de hasta el año que viene. Ya veremos, porque 365 días dan para mucho, para varios principios y para varios finales. Ya circula por internet el comentario de Manuel Borja-Villel que se suma al criterio de que esta feria necesita un cambio para bien, no para regular o para mal. Al cabo, lo que se viene reclamando desde hace tiempo por unos o por otros, pero no hay manera de que dejen hacerlo como se debe de una vez por todas. La crisis que se ha vivido este año ha sido tan gorda que no creo que Arco aguante más experimentos con Coca-Cola. Decía que no me voy, que este blog seguirá y les contaré cosas del arte, y de la cultura. Pero ahora también quería abrirles mi corazón, el baúl de las confesiones, para largarles que me he quedado hecha una piltrafa (me lo dijo mi madre ayer que la vi un ratito) o una sílfide si es que te sobra algún gramo en la barriga; a mi, sí. No me da vergüenza confesarlo. Arco adelgaza, es el décimo mandamiento de esta feria. Recorrer tanto pasillo cuatro días seguidos, también por la noches si los sueños se tuercen en pesadillas, es mejor que la cinta del gimnasio o los tratamientos que recomienda mi amiga Teresa de la Cierva desde su genial blog. La dieta de Arco es intensa, puesto que si no te gustan los restaurantes y caferías de los pabellones, que son malos-malísimos, te dedicas básicamente a beber agua, sin pan, para pasar la bola que tienes en la garganta de tanto hablar con unos y con otros. Como luego te tienes que poner a escribir se te pasa el arroz y ni te acuerdas. También las ojeras (yo que soy de ojera fácil) me llegan hasta los pies. De los pies no hablemos que parece que me han pinchado doscientas agujas de acupuntor. Y nos queda el día de hoy, el balance final o su traca, y mañana es la cena de esta santa casa de ABC en la que entregan sus Premios de Arte. Pasado todo este maratón, podré volver a retomar las Memorias de Salter (“Quemar los días”) que estaba leyendo y a inyectarme en vena los capítulos de Perdidos que me he perdido. La iniciativa Dharma de Arco ya llega a su fin (hoy todavía les contaré más cosas desde aquí), pero seguiré siendo la amiga de Damien Hirst.

Compartir

Siguiente

ABC.es

Entre líneas © DIARIO ABC, S.L. 2010

Cuando, y cada vez más, la cultura es espectáculo y el espectáculo es una cultura se hace más necesario leer entre líneas lo que la cultura se trae en manos. Más sobre «Entre líneas»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031