El falso suicidio del inventor de los sobres de azúcar

Publicado por el Jun23, 2015

Compartir

¿Puede un hombre que lo tiene todo poner fin a su vida al ver que nadie sigue su consejo?

Leyenda azucar

En el mundo de las leyendas urbanas podríamos hacer una clasificación básica: las que no hacen daño a nadie (divertidas, curiosas…) y las que buscan desinformar, sembrar la duda entre la gente que se las cree.

Hoy, para inaugurar este rincón, comenzaremos con una de las primeras. Y no, no hay que asustarse por el titular: no hay víctimas en esta historia.

Hay hombres de negocio que parecen tenerlo todo: un emporio, prestigio entre los competidores y un producto usado en todo el planeta. Y sin embargo alguien, en cualquier rincón perdido, decide inventar una mala historia. Pero, ¿qué mentira extender sobre el diseñador de los sobres de azucarillos? Lo lógico hubiera sido decir algo sobre que era adicto a la glucosa, que quizá en su primera época en sus sobres añadía otra sustancia o algo similar. Pero quien quiera que creara esta leyenda decidió ir más allá: y así surgió la idea de que el creador de los azucarillos, un hombre que dirigía un entramado empresarial, se quitó la vida, ni más ni menos, cuando vio que nadie usaba su producto como él quería.

Pero qué complicación puede tener un sobre de azúcar para volver loco a su creador. Repasemos qué cuenta la leyenda. Cierto día (nunca nada concreto, como en todas las leyendas) mientras el buen señor tomaba café con su esposa en un restaurante (esta parte puede variar según quién la cuente) vio cómo las personas de las mesas contiguas abrían mal el sobre con el edulcorante. Por lo visto él había diseñado un embalaje que había que partir por la mitad sobre la taza. De esta manera todo el contenido cae sobre el recipiente, te ahorras ver a la gente agitando el sobre como si fuera una maraca y llenar la mesa con el papel sobrante de cortar la parte de arriba. Algo tan sencillo como eso. Solo que la versión más conocida de la historia acaba con el hombre marchando apesadumbrado al baño y colgándose (aunque las diferentes versiones también difieren en esta parte, como que se quitó la vida en casa).

Una historia curiosa que quien más quien menos ha escuchado en alguna sobremesa de esas en las que los temas de conversación van escaseando. Pero veamos qué hay de realidad.

La persona detrás del concepto es Benjamin Eisenstadt, que tuvo la idea de los sobres de azucarillos (los redondos y compactos). Su historia, como tantas que llegan de Estados Unidos, habla de un hombre de éxito que tuvo que abandonar su brillante carrera de abogado como consecuencia de la gran crisis de 1929. Entró a trabajar en una cafetería de su suegro y allí se dio cuenta de cómo podía hacerse rico. Transformó la cafetería en una empresa pequeña de paquetería, después la convirtió en una fábrica de bolsas de té. Ambos fueron un fracaso, pero en 1947, aprendiendo de sus errores y apoyándose en estas experiencias, fabricó el primer sobre de azúcar con las mismas máquinas con las que empaquetaba el té. Un éxito al que diez años después le acompañó lo que le convirtió en todo un empresario de éxito. Junto a su hijo, que había estudiado química, logró transformar la sacarina (que se usaba un siglo antes pero en formato líquido) en polvo blanco que también puso en los mismos sobres individuales.

Pero el bueno de Benjamin Eisenstadt no tuvo el final que la leyenda pretende darle. Es más, su muerte se aleja de algo tan triste como lo que le pretenden atribuir. El New York Times publicó en 1996 el obituario del empresario. El resumen es el siguiente: Eisenstadt murió a los 89 años de edad acompañado por su hijo. Vamos, que no solo no se quitó la vida viendo cómo nadie le hacía caso sino que además vivió una larga y próspera vida en la que pudo disfrutar de las múltiples riquezas que le proporcionó su genial idea.

A1-34251854.jpgPero como quizá haya gente que prefiera seguir creyéndose la leyenda, siempre podrá disfrutar de los terrones;  para evitar problemas.

 

Compartir

ABC.es

Archivos desclasificados © DIARIO ABC, S.L. 2015

Los mitos están para destriparlos antes de que alguien los use en tu contra. Los buscamos con pasión, los analizamos con rigor y te los contamos de la manera más amena posible. Porque Roosevelt no fue sólo un presidente de EE.UU. Más sobre «Archivos desclasificados»

Categorías
Etiquetas
junio 2015
M T W T F S S
    Jul »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
Categorías