Pacem in terris

Publicado por el Jan 20, 2014

Compartir

De la violencia en el polvorín michoacano no se libra ni Dios. O no, al menos, sus representantes en la tierra. El crimen organizado amenaza con prenderle fuego a la catedral de Apatzingán; al obispo de esa diócesis, Miguel Patiño, ya tuvo que protegerlo el Ejército ante las advertencias del narco; y su vicario, Gregorio López, no sólo canta misa con el chaleco antibalas bajo la casulla, sino que, cuenta el cura, “me he tenido que vestir de deportista, vaquero y hasta de monja. He salido en bici, en la parte trasera de un taxi y por la puerta trasera de la iglesia. No repito camino, uniforme o rutina”. Porque López es un peligro para muchos. O para todos. “Aquí sé cómo masca la iguana, cómo corre el agua, sabemos cómo está todo. Sabemos cuántos muertos y secuestros hay. Cuántos ranchos han robado, qué ministerios públicos, notarios y policías están con ellos. Sabemos la corrupción que hay en la presidencia municipal”. De hecho, el propio Padre Goyo revelaba ayer que los federales “con un helicóptero artillado abatieron a cinco criminales que me iban siguiendo”. Kyrie eléison, Christe eléison.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2014

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo