Photoshop

Publicado por el jun 24, 2013

Compartir

Foto: Carlos Milanés / CICSA

Foto: Carlos Milanés / CICSA

Stalin, que era un señor muy malo, hizo borrar de las fotos oficiales a Trotsky y a otros camaradas, quizá porque eran más apuestos que él y le robaban las novias. El milagro se produjo muchos años antes de la invención del Photoshop y de que David Copperfield hiciera giras por el mundo, lo que da buena cuenta de la eficacia soviética.

Siguiendo la tradición muralista mexicana, el artista Fernando Rodríguez Lago recreó sobre el edificio del Ayuntamiento de Puebla la intervención a la que tuvo que ser sometido el Palacio Municipal tras el terremoto del 15 de junio de 1999; en él incluyó al entonces alcalde, Mario Marín, quien años después llegaría a primera autoridad del Estado y pasaría a la posteridad como “el góber precioso”, aunque le advirtió: “Si se porta mal… lo puedo borrar”.

El rostro de Marín aparecía en un grupo de seis personas, con cascos de seguridad, examinando los planos del Consistorio. Y tal cual permaneció hasta esta semana, cuando los hijos del artista, María José y Fernando, dirigieron la sustitución de las facciones del mandatario. Cumplían así las órdenes del Cabildo, que argumentó que Marín dio mala fama al Estado. El Concejo determinó también eliminar del mural a Javier García Ramírez, secretario de Obras durante aquella época y posteriormente acusado de fraude. Ambas caras fueron sustituidas por las de dos mujeres. “Se quedan rostros de personas que pueden ser tú y yo, que pueda ser cualquiera de nosotros”, comentó María José.

Sin embargo, el autor del mural considera que con esta acción se le hace un favor a Marín, pues ahora despertará curiosidad entre la población y ésta prestará atención a una obra por la que hasta la fecha nadie había mostrado especial interés. Rodríguez Lago entiende que la imagen del exalcalde quedará inmortalizada para los poblanos, cuando la mayoría de ellos ni se habían percatado de su existencia. El autor de “La Fundación de Puebla” asegura que la inclusión de Marín en la obra surgió por puro sentimiento” suyo como artista, y no por encargo del edil. “Me dijo: ‘Gracias por haberlo pintado’, y le dije: No me dé las gracias, si se porta mal yo me encargo de taparlo. Y se le concedió: así es la vida”.

El regidor Arturo Loyola, promotor de la petición, negó un trasfondo político en esta medida y dijo que sólo se trata de limpiar la imagen de la ciudad, quitando a personajes públicos que la han dañado. Si acaso, añadió con media sonrisa, Marín debería tener una imagen en la cárcel local.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2013

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo