La bala que dobló la esquina

Publicado por el Nov 16, 2012

Compartir

Después del extraño caso de la niña Paulette, uno ya está dispuesto a creerse cualquier cosa. Como que fuera una bala perdida, percutida desde la calle con un arma semiautomática calibre 9 milímetros, la que atravesase el techo del Cinépolis Plaza Ermita, en Iztapalapa, para matar a Hendrik, un niño de 10 años que el pasado el 2 de noviembre veía la película “Ralph el demoledor” con su padre y su hermana.

Dos semanas después del suceso, el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales de la Procuraduría General de Justicia del DF, Edmundo Garrido Osorio, informó de que la trayectoria de la bala indica que ésta procedía del sureste, de las colonias Xalpa y Santiago Acahualtepec, donde es costumbre disparar al aire durante las festividades. En lo que va del año, revelaron fuentes de la Fiscalía, cuatro personas han resultado heridas por balas perdidas en esa delegación del Distrito Federal. Así que tan asombrosa explicación bien podría resultar acertada, pues un empleado de mantenimiento de estas multisalas guardaba dieciséis balas que había ido recogiendo en el tejado del complejo.

Estas manifestaciones de alegría yo sólo las tengo vistas en algunas tierras árabes, y con mucho cuidado: sabido es que todo lo que sube, baja.

 

Camarón y Tomatito, por alegrías:

 

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2012

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo