Patrón mordiendo al obrero

Publicado por el Jan 11, 2012

Compartir

Dicen en México que “la justicia se aplica a los amigos; la ley, a los pobres”. Y a quienes tienen dos mil varos (ciento y pico euros), ni siquiera eso.

Es el caso del empresario textil Miguel Sacal, quien evitó ingresar en prisión con el pago de una garantía de 2.000 pesos, como parte de un amparo promovido contra la orden de aprehensión en su contra por las lesiones que le provocó a un conserje, Hugo Enrique Vega Flores, al que agredió en julio de 2011 por no ayudarle a cambiar una rueda de su automóvil.

La impresentable actitud del matón, apodado como “El gentleman de las Lomas”, ha movilizado a las redes sociales, quienes han creado en Facebook la página “México unido contra Miguel Moisés Sacal Smeke”, que ya suma más de 9.000 simpatizantes.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal emitió medidas precautorias a la Procuraduría General de Justicia local y al Tribunal Superior de Justicia del DF para garantizar la seguridad y la integridad del agraviado -quien a resultas de la paliza perdió dos dientes-, así como las garantías al debido proceso y la debida diligencia.

Aunque el energúmeno pidió públicas disculpas, ha ofrecido una compensación económica a su víctima y asegura haberse puesto en manos de un psicólogo, el “ombudsman” capitalino, Luis González Placencia, sostiene que los abusos a partir de una condición de superioridad económica no caben en una sociedad democrática: “Uno no puede insultar a una persona de esa manera, golpearla de esa manera, vejarla y después tratar de arreglarlo por la vía de una negociación. Me parece inmoral; ese tipo de cosas no pueden estar sometidas a negociación”.

Compartir

Siguiente

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2012

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo