Lenguas muertas

Publicado por el abr 13, 2011

Compartir

Manuel Segovia se muerde la lengua. (Foto: Efe / Jaime Ávalos)

Aunque ya hemos escrito antes sobre el asunto, aprovecho un reciente cable de Efe para recordarlo: El ayapaneco, una de las 364 variantes lingüísticas que existen en México, está condenado a muerte debido a que en el mundo quedan únicamente dos hablantes que, por enemistad, llevan años sin comunicarse entre ellos. Manuel Segovia, de 75 años, e Isidro Velázquez, de 69, son el único testimonio vivo de esta lengua indígena que tiene sus orígenes en el municipio de Jalapa de Méndez, en el estado de Tabasco.

Ambos viven en la pequeña comunidad de Ayapan y no mantienen relación por un desencuentro del que se desconoce el origen (tal vez uno sea seguidor del América y el otro le vaya a las Chivas: ya se sabe que la gente suele discutir por estas chorradas). No obstante, la lengua se conservará gracias a que dos lingüistas estadounidenses de la Universidad de Standford grabaron durante dos años a Manuel Segovia pronunciando frente a un micrófono las miles de palabras que conocía.

En una situación menos grave, pero no por ello menos preocupante, se encuentran al menos 36 lenguas indígenas de México que, según los expertos, si no logran reforzar sus raíces en los próximos años podrían seguir el camino de las 141 variantes que han desaparecido desde los tiempos de la Colonia hasta nuestros días.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2011

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo