El amor en los tiempos de Moctezuma

Publicado por el Jul 13, 2010

Compartir

De un cable de Efe: Los pueblos prehispánicos de Mesoamérica permitían la poliginia, la sodomía y hasta la pedofilia, aunque castigaban con la mutilación o la muerte el adulterio y otras transgresiones, según el editor de “Arqueología Mexicana”, Enrique Vela. El último número de la revista recoge estudios sobre diversos aspectos de la sexualidad prehispánica, como la homosexualidad entre los mayas, la masturbación ritual en Centroamérica o las transgresiones sexuales. En su opinión, no todos los pueblos antiguos compartían estas prácticas, pues la reserva de los mexicas (aztecas) contrastaba con la liberalidad de huastecos o totonacos (que permitían la sodomía y la pederastia).

Otra de las prácticas prehispánicas fue la homosexualidad, que fue recogida en numerosos testimonios de los misioneros y en las Cartas de Relación de Hernán Cortés, quien escribió: “Hemos sabido y sido informados de cierto que todos son sodomitas y usan aquel abominable pecado”, “nefando contra natura”. Entre los mexicas se distinguía al homosexual activo del pasivo: al pasivo le sacaban las entrañas y le prendían fuego, en tanto que al activo lo enterraban con ceniza hasta morir.

El adulterio era uno de las principales transgresiones y existen numerosas referencias a la pena de muerte por adulterio, aunque también se dejaba en ocasiones que el castigo lo aplicara el mismo marido, quien arrancaba a mordiscos la nariz a su esposa y al amante. Sobre la prostitución, entre los mexicas fue ambivalente, pues por un lado la prostituta era estigmatizada y repudiada socialmente, pero por otro su actividad era tolerada.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2010

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo