C.S.I. México

Publicado por el May 25, 2010

Compartir

Tras dos meses de “arduas” investigaciones, la Procuraduría de Justicia del Estado de México ha concluido que la pequeña Paulette Gebara murió accidentalmente; por lo tanto, no se actuará judicialmente contra nadie. El embrollo, narrado casi en tiempo real con cámaras de televisión por todas partes, le ha costado el cargo al fiscal mexiquense, quien presentaba su renuncia ante los medios de comunicación: “Para que una Procuraduría pueda realizar sus funciones con eficacia es indispensable que cuente con la confianza, la credibilidad y el respaldo de la gente a la que sirve. Cuando esto se pierde, resulta imposible cumplir la responsabilidad“.

Y, mientras tanto, sigue sin saberse nada del paradero de Diego Fernández de Cevallos, “El Jefe”. La Procuraduría General de la República ha abandonado la investigación del presunto secuestro (se supone que para no cagarla), a petición de la familia del poderoso político, empresario y abogado. Y Televisa, la poderosa cadena de televisión mexicana, ha decidido que el asunto no es noticia. Pues, vale.

¿Digo Diego o digo Digo?

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2010

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo