El discreto encanto de la delincuencia

Publicado por el Nov 5, 2009

Compartir

Héctor “El Negro” Saldaña, uno de los capos de la droga y la extorsión en el municipio regiomontano de San Pedro Garza García (el de mayor renta per cápita de México), apareció muerto el sábado junto a otros tres fulanos en el Distrito Federal. Encontrar a “El Negro” no era tarea difícil: el mafioso se paseaba a sus anchas en un Lamborghini amarillo (probablemente, robado hace año y medio), compraba ropa de diseñador “a punta pala” y, según el diario “El Norte”, daba con la cosecha de champán (sin pagarlo) en los antros de esa localidad unida a Monterrey.
La muerte del malandro coincide con la advertencia del nuevo alcalde sampedrano, el panista Mauricio Fernández, quien el pasado 6 de octubre lanzó un ultimátum al crimen organizado: o se retiraba de San Pedro antes de que tomara posesión, o iniciaría una limpieza para acabar con sus integrantes: “Hay grupos de inteligencia que me reportan directamente a mí dijo entonces, grupos de trabajo rudo, como tipo de limpieza, que serán responsables de convencer, como sea necesario, a estos grupos criminales de que aquí no tienen cabida”.
Por cierto, los gustos del regidor municipal, a quien entrevisté hace tres años en su domicilio, son mucho más refinados que los de “El Negro” Saldaña: Fernández elaboraba la cerveza “Casta” (una de las mejores que se producían en el país, aunque tuvo que vender la marca a Cuauhtémoc Moctezuma) y su casa está “decorada” con artesonados del Renacimiento español y arquerías góticas procedentes del castillo de William Randolph Hearst, el mítico Xanadú de “Ciudadano Kane”.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2009

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo