¡Aguas! con el agua

Publicado por el Oct 10, 2009

Compartir

Excepto Ciudad de Panamá, y tiene un sabor horrible, no conozco ninguna parroquia en esta diócesis periodística donde el agua corriente se pueda beber, aunque la digan potable. ¿Para qué arriesgarse a sufrir la maldición de Moctezuma (o la de Lempira, o la de Guaicaipuro…)? Después de leer esto que publica “El Universal” de México, me reafirmo en lo escrito:
“Las autoridades capitalinas reconocieron que en algún momento puede haber contaminación del agua y siempre hay un riesgo sanitario por ese motivo, pero aseguraron que es permanente la vigilancia epidemiológica para evitar riesgos hacia la población. Armando Ahued, secretario de Salud local, y Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, insistieron en que no hay registros que califiquen a la capital del país como una zona complicada por la calidad del agua y expusieron que durante la etapa de la supuesta contaminación por heces fecales en tres delegaciones, dada a conocer por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, no hubo un incremento en la atención a personas enfermas por padecimientos gastrointestinales. Incluso, Ramón Aguirre aceptó que zonas como el oriente de la ciudad registran en su agua concentraciones de hierro y manganeso que no generan daño en la salud, y comparó esa calidad del agua con un refresco de cola. “El hecho de que el agua tenga color no quiere decir que por ello haga daño. Vamos a poner el ejemplo, una Coca Cola, un refresco de cola tiene color, pero no porque lo ingieras hace daño”.
Pues, eso: mejor vino -la fruta es saludable- o cerveza, que tiene fibra.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2009

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo