Acentos perdidos

Publicado por el Oct 5, 2009

Compartir

Antes y después.
Pablo Zulaica es un joven de Vitoria que reside en México, donde trabaja en una agencia de publicidad, y ha emprendido una cruzada universal por la corrección ortográfica en español. Armado con un morralillo lleno de tildes, su magnífica iniciativa parece estar logrando éxito en todo el mundo. Hasta que se topó con una patrulla de policías en el Distrito Federal… Así lo cuenta él en su propio blog:
“… el Tildetón fue un éxito. Tanto que salimos en Televisa. ¿Por qué? Por violar el artículo 26 del reglamento de cultura cívica.(…) Tras colocar una decena de acentos en negocios particulares previo consentimiento de sus respectivos dueños, una de las colaboradoras, Brenda Herrera, estudiante de 19 que venía con su maestra como parte de un trabajo, hizo lo propio sobre el callejero de República de Brasil. Llego la Brigada Anti-graffiti y nos llevó a Brenda y a mí. (…) Al fin, yo evité la multa porque en realidad no pueden culparnos a dos por pegar un mismo acento (…). En la política ortográfica que establecimos libremente queda muy clara nuestra intención proactiva y de no confrontación. Por eso, el sábado acatamos desde el primer momento la decisión de los agentes cuando estimaron que estábamos incurriendo en una falta. Por eso y porque estábamos seguros de que aquello solamente haría bien al proyecto, pues una nimiedad burocrática intentaba eclipsar un problema de mucho mayor calado. Claro que el hecho de que la infracción estuviera subsanando un error de ortografía no consta como atenuante alguno. (¿Alguien conoce algún reglamento ortográfico sancionador?)…”

Compartir

Siguiente

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2009

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo