Fuentes

Publicado por el Nov 28, 2008

Compartir

A Carlos Fuentes lo está colmando en México de homenajes por su octogésimo aniversario. Los mismos fastos que se le negaron a Octavio Paz cuando recibió el Nobel, cumplió esos 80 o murió a los 84. Pero, claro, Fuentes es dizque de izquierdas y Paz abominó del comunismo, aunque Fuentes cobrara del régimen priista como embajador en Francia y Paz renunciara a la cancillería en la India tras la matanza de estudiantes en Tlatelolco.
No sé hasta qué punto llevaba razón Enrique Krauze (un “crack” al que cuatro días en Caracas le cunden para escribir un libro sobre la Venezuela chavista) en su ensayo “La comedia mexicana de Carlos Fuentes”, publicado hace veinte años en la revista “Vuelta” y en el que ponía a Fuentes de vuelta y media. Entonces, Krauze definía al autor de “Gringo viejo” como “un gringo niño de origen mexicano nacido en el lugar donde la historia y la geografía han dejado, en verdad, una cicatriz: Panamá”. Y abundaba: “Un exiliado voluntario de México en Estados Unidos y un exiliado involuntario de Estados Unidos en México”.
No sé si, al igual que también señalaba de Diego Rivera, “ambos manipulan sus temas y personajes con tesis o cargas didácticas”, ni si “ambos recurren a la mediación alegórica”. Lo que sí tengo claro es que “producen monotonía”. Porque, lo juro, Fuentes me aburre mortalmente. Excepto “La muerte de Artemio Cruz”, sus novelas y artículos me resultan soporíferos, reiterativos, y difícilmente puedo acabar ni con unas ni con otros.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2008

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo