Españoles en América

Publicado por el Oct 24, 2008

Compartir

Estatua de Juan de Oñate en Alcalde (Nuevo México)
Anda el presidente Zapatero mendigando una plaza (aunque sea de oyente) en la cumbre de Washington y uno, además de sentir lástima y algo de vergüenza ajena y propia, no puede dejar de pensar en aquellos españoles que se paseaban antaño por el mundo como Pedro por su casa (o como Pablo por la suya) y con un par de bemoles bien puestos.
En sus filípicas dominicales, Pérez-Reverte suele contarnos las batallitas de aquellos tipos bragados en los que hoy resulta difícil reconocernos. Personajes como Juan de Oñate (español de Zacatecas, casado con una nieta de Cortés y biznieta de Moctezuma), quien con cuatrocientos y pico de los suyos, unas vacas y unos cerdos, partió en 1598 desde Santa Bárbara (Chihuahua) a estirar las piernas al norte del río Bravo y acabó descubriendo territorios y fundando ciudades en los actuales Nuevo México y Texas como quien se merienda una torrija.
Un bravo hidalgo ese Oñate a quien, por estas tierras, se le rememora y celebra. Con mucho menos (esa pelea tabernaria del OK Corral, por ejemplo), los gringos han forjado una historia y una épica y nos las han contado mil veces en mil películas. En España, ni el tato ha oído hablar de Oñate. Y, como él, los hay por decenas. Así nos va.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2008

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo