Quiero un Ferrari amarillo…

Publicado por el Sep 30, 2008

Compartir

América no es un continente pobre. Su problema está en la desigualdad y en la injusta distribución de la riqueza. Aquí los ricos no sólo han de serlo, sino que, además, han de aparentarlo de la manera más obscena posible; no les basta con tener un Ferrari: éste tiene que ser amarillo, para dar bien la nota.
Cuando en el D.F. detuvieron a la “banda de ladrones de Rolex” que operaba en Presidente Masarik, me pregunté cuántos horteras se pasearían exhibiendo su peluco por esta lujosa avenida comercial capitalina (un estilo a Serrano, en Madrid, o al Paseo de Gracia en Barcelona) como para justificar la presencia de semejante grupo de delincuentes tan especializado.
Lo malo es que este problema -la historia así nos lo enseña- no hay revolución que lo resuelva. Cuando los “pobres” acceden al poder -los sandinistas en Nicaragua, los bolivarianos en Venezuela…-, su primer afán es procurarse su propio Ferrari amarillo.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2008

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo