“Spam”

Publicado por el abr 17, 2008

Compartir

Supongo que a ustedes les ocurrirá algo por el estilo y cada día reciben decenas de mensajes no deseados -”spam”- que pretenden venderles un peine. En mi caso, el correo basura se concentra principalmente en tres productos: réplicas de relojes de lujo, “Viagra” y píldoras (o artefactos, no sabría decirlo con seguridad) que me prometen “enlarge my penis”. De vez en cuando me llega también la carta del supuesto hijo de un ministro africano -presumiblemente corrupto- que ha heredado una cuantiosa suma y me propone que cobre la lana en su lugar, para que se la guarde hasta que cumpla 18 años (el hijo del ministro, que yo mis dieciocho los tengo ya olvidados).

El caso es que estoy muy mosqueado (por no decir que hasta la mismísima “tal”). No tanto porque me llenen el Outlook de morralla, sino porque -al menos, en la red- paso por ser un cutre capaz de llevar un Rolex de palo, que la tiene pequeña y, para colmo, no se le levanta. Y, por si esto no fuera suficiente, lo bastante pendejo como para tragarse el rollo del jodido huerfanito. Lo más frustrante es que aquí no hay a quién mentarle la madre o mandar a hacer puñetas, como antaño a los vendedores de enciclopedias a domicilio o a los plastas de “La Atalaya”…

Y otro día les cuento sobre los pinches güeyes del “phishing” (los que pretenden sacarte las claves bancarias con mensajes-trampa), que ésos también me tienen más que harto.

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2008

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo