Caqui, el color de moda

Publicado por el sep 24, 2007

Compartir

Felipe Calderón parece haber cimentado su Presidencia sobre el Ejército mexicano (sin duda, la institución más honorable y respetada del país), y es pródigo en guiños y carantoñas a la tropa. Emulando a George Bush a bordo del USS Lincoln, el presidente pasó revista a un destacamento militar en Michoacán, ataviado sólo con la parte superior de un uniforme que le sentaba como a un santo dos pistolas. Calderón es el comandante supremo de las Fuerzas Armadas y tiene derecho a utilizar la impedimenta, pero cabe recomendarle que, en el futuro, busque un terno guerrero completo y de su talla.

Peor recibida fue su idea de disfrazar de soldaditos a sus dos hijos varones durante el desfile militar de la fiesta de la Independencia. La clásica “ocurrencia” que uno estima que cualquier gobernante debe evitar: porque se empieza vistiendo al niño como a “Rambo” y se acaba por casar a la niña en el Escorial.

(Por cierto, el señor que acompaña al presidente en las dos imágenes -el secretario de la Defensa Nacional, general Guillermo Galván-, ¿no os recuerda al actor James Earl Jones?)

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2007

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo