Poniatowska y la izquierda rancia

Publicado por el sep 17, 2007

Compartir

Leo en los papeles que el Congreso de Guerrero ha despojado de la medalla “Sentimientos de la Nación” a Elena Poniatowska, quien previamente había renunciado a ella. La negativa de la escritora a recibir el galardón (que reconoce a figuras que destacan por la defensa de los derechos humanos y por su contribución a la paz y la democracia) respondería a su rechazo ante las presiones del gobernador local para que el premio no le fuera concedido a Pablo Sandoval Cruz, un viejo luchador social guerrerense.
Este aparente bonito gesto no desmerece, sin embargo, las continuas jaimitadas a las que nos tiene acostumbrados la autora de “La Noche de Tlatelolco” (su más conocido título, donde narra la represión del Gobierno contra los universitarios en 1968, y que le valió una denuncia por plagio del líder estudiantil Luis González de Alba y tener que reescribir más de 500 líneas).
Poniatowska es una habitual “abajofirmante”, siempre al lado de los Saramago y los Goytisolo de turno (éstos cualquier día van a firmar su sentencia de muerte, sin darse cuenta): una especie de Rosa Regás, pero con cara de abuelita buena. Entre los manifiestos por ella rubricados recuerdo una denuncia contra la tortura en España, hará un par de años; días después de su publicación, Poniatowska viajaba a Madrid para recibir no sé qué premio, sin miedo a que nuestra policía secreta la sometiera a todo tipo de sevicias en su suite del Palace.
Durante 2006 hizo campaña a favor de Andrés Manuel López Obrador para las presidenciales (las malas lenguas dicen que ya tenía colocada a una amiga como directora de Conaculta, el equivalente a nuestro Ministerio de Cultura). Como aquí se la sujetan con papel de fumar, quienes osaron criticar su activismo partidista y gregario fueron sometidos a escarnio por faltarle al respeto a “tan insigne figura de la cultura mexicana”.
Después, cuando AMLO desconoció su derrota en las urnas, Poniatowska jugó a la revolución. Era para verla, secuestrando sucursales bancarias y sacudiendo sus joyas al ritmo de “Voto por voto, casilla por casilla”. Con todo el respeto que me merecen sus canas, estos elementos de la izquierda más rancia (la misma que le ríe las gracias a Fidel y su vomitiva dictadura) me ponen del hígado. ¡Si el rey Estanislao II Poniatowski de Polonia (del que ella es descenciente) levantara la cabeza!…

Compartir

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2007

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo