El Mariachi

Publicado por el Jun 27, 2007

Compartir

Más allá del tópico, del traje charro y de los tequilas en el Tenampa de la Plaza Garibaldi, la música de mariachi ha sido y es componente fundamental de la cultura popular mexicana. Todavía quedan clásicos que contratan a uno de estos grupos para rondarle a la amada, aunque también hay quienes los utilizan como tapadera. A la palabra mariachi se le han atribuido diversos orígenes: de los indígenas cocas de Cocula, de un canto a la Virgen (“Maria ce son”) en el que se mezclan el náhuatl, el español y el latín; del nombre autóctono del árbol de pilla o cirimo (que era usado para hacer las guitarras y la plataforma donde los músicos tocaban) o, incluso, de la intervención francesa (1862) y el vocablo “mariage”, pues estas bandas inicialmente solían actuar en los bodorrios. El mariachi se asocia a la región de Los Altos de Jalisco, y dos localidades (Cocula y Tecalitlán) se disputan su nacimiento. Las primeras formaciones incluían sólo instrumentos de cuerda: violines, guitarras, vihuela, guitarrón y arpa. Sería el Mariachi Vargas de Tecalitlán, fundado en 1897 por Gaspar Vargas, quien le aportó su configuración actual, tanto en repertorio como en equipaje instrumental, al añadirle el característico sonido de las trompetas y ampliar el número de ejecutantes hasta ocho o doce músicos. El general Lázaro Cárdenas lo empleó en su campaña electoral de 1936, con lo que le confería un marcado carácter nacionalista que permanece hasta hoy. La música original de mariachis se reducía a los sones tradicionales jaliscienses o abajeños (con ritmos de 3/4 y 6/8) y a los huapangos (o sones huastecos). El son es un género propio de la cultura mestiza, que es llevada al extremo en el huapango: un tipo de son que deriva de músicas prehispánicos, repertorios de negros y mulatos y fandangos y seguidillas españolas; su rastro y el del veracruzano son jarocho no es difícil de encontrar en “La Bamba”.
El repertorio de mariachi incluye también corridos y rancheras, típicos de la música norteña o de banda (que utilizan acordeones y bajo sexto, con influencia de los valses centroeuropeos). El primero deriva del romance español y consta de un saludo o prólogo del narrador, el relato de una historia y la moraleja y despedida del cantante. Hay corridos de amor, crónicas de héroes revolucionarios o, más recientemente, narcocorridos, dedicados a figuras relacionadas con el narcotráfico. La ranchera, a la que se relaciona con la mazurca centroeuropea, data del siglo XIX, pero fue desarrollada en el teatro nacionalista del período post-revolucionario hasta convertirse en un símbolo del país, difundo con gran éxito gracias al cine. Su temática abarca desde historias populares relacionadas con la Revolución hasta la vida campesina, pasando por el ambiente de las cantinas y las tragedias amorosas. Una de sus características más reconocibles es el alargamiento de la nota final de la estrofaaaaa…

Compartir

Siguiente

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2007

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo