Una tarde en el Azteca

Publicado por el May 14, 2007

Compartir

Hacía más de cuatro años que no pisaba un estadio de fútbol, pero ayer mi compadre se empeñó en que fuéramos al Azteca, donde el América se enfrentaba al Atlas. Como la eliminatoria estaba prácticamente resuelta (las Águilas empataron, 3-3, en Guadalajara, y les bastaba otro empate para pasar de ronda en la liguilla del Torneo Clausura 2007), no esperaba que hubiera mucho follón; además, el día había amanecido con un solazo estupendo, y sé que a mi ahijado y a su hermano les hace ilusión que les acompañe su “tío” el gachupín.

Así que allí nos fuimos, a ese recinto que ha albergado dos finales de Copa Mundial de fútbol, a ese templo donde Dios bajó la mano para marcarle un gol a Inglaterra y para que Maradona hiciera el más bello tanto de la historia (con permiso de Messi). Fue sacar del centro del campo y ponerse a llover, y ya no pararía hasta el minuto final. Teníamos muy buenas localidades, a pie de césped, pero muy cerca de la hinchada visitante, con lo que el agua de lluvia a veces venía mezclada con la cerveza o los cueros enchilados (en el Azteca venden hasta sopas de sobre) que algunos pendejos de la hinchada local intentaban, vanamente, arrojar sobre los hinchas rivales. En fin. El América ganó 4-1 y se medirá en semifinales a las Chivas de Guadalajara, que es mi equipo de estas tierras. Mi compadre dice que conseguirá unas entradas. Allá él. Yo lo veré en mi casita, por la tele, como un señor.

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Archivo de Indias © DIARIO ABC, S.L. 2007

"En las escuelas y en los periódicos debiera recordarse constantemente a los americanos el deber de pensar en España; a los españoles, el de pensar en América". Alfonso Reyes.Más sobre «Archivo de Indias»

Archivo