La Andalucía de Rajoy

Publicado por el mar 22, 2015

Compartir

Crecen el nerviosismo y el temor entre los barones populares que se las verán con las urnas en un par de meses. Algunos miran con ceño fruncido a la sede central de Génova 13 tras el «urnazo» andaluz. Con la matemática en la mano, en Andalucía el PP se ha erosionado tanto que incluso ayuda a alimentar a Podemos. El descalabro de este domingo no tiene peros. Rajoy queda tocado y el partido forzado a una recomposición urgente.

Estas son las claves a tener en cuenta de los resultados andaluces:

El comunismo cambia de siglas

Podemos crece bebiendo de dos fuentes de votos: una, la lógica, canibalizando en la familia comunista a IU; otra, la coyuntural, recogiendo parte de ese electorado de centro que un día dio su voto al PP y, desencantado, ha acabando engordando a Podemos. Un voto de centro que opta por el castigo y se va prestado al comunismo, bien directamente, bien haciendo escala en el PSOE —será interesante conocer el circuito seguido por esos votos, porque se antoja que también ha habido algo de torrente en cascada: parte de quienes un día decidieron dar la espalda al PSOE confiando en el PP han vuelto al redil socialista y, al mismo tiempo, otros electores que permanecieron fieles al PSOE hasta 2012 se han escorado hacia Podemos—. El centro no se ha vuelto comunista sino que se ha expresado castigador, cebándose con el PP.

El centro se amplía

Es una evidencia sociológica. El porcentaje de votantes fieles a unas siglas se ha adelgazado. Se amplía ese centro sociológico del que depende que la balanza se incline hacia uno u otro lado para acabar decidiendo el resultado electoral. Y, en Andalucía, de ese centro basculante depende especialmente el PP.

El PP alimenta a Podemos

La matemática del escrutinio es tozuda. La sangría de votos de los populares se ha repartido entre Ciudadanos y Podemos. Pero, evidentemente, son papeletas prestadas. No son los emergentes quienes las ganan, sino el cedente que las pierde. En su mano está ahora que la coyuntura de lo ocurrido se extienda más o menos en el tiempo, más o menos en el territorio.

El techo de Podemos

Las elecciones andaluzas dejan claro el techo de Podemos. Han sido unas elecciones de probeta, en condiciones perfectas de humedad y temperatura políticas para la formación de Pablo Iglesias. El resultado obtenido es contundente en su estreno en el escenario autonómico, pero se queda lejos de las aspiraciones de un partido que permanece a kilométrica distancia de hacerle sombra al PSOE, su gran reto. Al final, arrebatar votantes a IU les sirve de poco. Es cambiar unas siglas por otras dentro del mismo escenario. Suma cero.

 El pétreo suelo del PSOE en el granero andaluz

Los socialistas han logrado aguantar la posición. La trinchera ha soportado el envite, con leves bajas. Sale reforzada internamente la familia socialista del sur y certifica el debilitamiento de Pedro Sánchez en los pulsos de casa. La mayor movilización del electorado en estos comicios frente a anteriores citas en Andalucía han ayudado a apuntalar al PSOE para sortear el temporal, ha contribuido a la emergencia de Podemos y ha acentuado el retroceso del PP.

Compartir

Siguiente

ABC.es

Que viene el Cierzo © DIARIO ABC, S.L. 2015

De lo divino y de lo humano, de la política a pie de calle, de cábalas y descabales de esta casa común -pese a algunos- que se llama España de las Autonomías. Más sobre «Que viene el Cierzo»

Categorías
Etiquetas
Calendario
marzo 2015
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031