Pasta española calzando señera

Publicado por el jun 9, 2014

Compartir

A punto de que arranque el Mundial, vuelve la eterna cuestión: ¿Es lógico pagar una prima a los jugadores de la Selección Española por ganarlo? Es una polémica pasajera, olvidada si La Roja vuelve con el título de campeona. Entonces se nos habrá olvidado la prima, la sobrina y la factura de la familia al completo. Se ha prometido a los jugadores de la Selección 720.000 euros por cabeza si ganan el Mundial (120.000 más que hace cuatro años) y 320.000 por llegar a la final, aunque la pierdan.

A falta de lo que ocura, y como la cuestión está servida sin que haya empezado a correr el balón, hagamos juego antes de que un posible triunfo cure la ampolla. ¿Es lógico lo de la prima? Creo, sinceramente, que no. Jugar en la Selección lleva implícita una prima en sí misma. Ganar el Mundial, otra añadida. Vestir la camiseta de la Selección multiplica el valor de un jugador. Si alza la copa del mundo, más. Dentro y fuera del campo, con rendimientos añadidos por publicidad, desde anunciar trajes de buen corte a yogures de mil sabores y buen tránsito intestinal.

Eso sí, hay primas plenamente justificadas por la sensatez. Abonárselas a Piqué y a Fábregas es más que recomendable, para ayudarles a despejar incómodas dudas que les puedan surgir sobre dónde está la portería a defender y dónde la llamada a meter el gol. Es sensato dar un incentivo extra para pelear por La Roja a quienes hace apenas seis meses se calzaron la camiseta de la selección catalana en un partido convocado para exigir el «derecho a decidir». Fábregas y Piqué posaron, sumisamente entusiastas, ante una pancarta que reclamaba «una selección normal» para una Cataluña que aspira a la independencia. En las gradas –poco pobladas– abundaban las banderas independentistas (esteladas), los cartelitos de «Cataluña no es España» y una enorme tipografía de «Cataluña, próximo estado de Europa». Todo ello en un correcto inglés, para que se les entendiera en todo el mundo, porque con el catalán lo tienen crudo y el castellano les incomoda.

Ante el público nacional, Fábregas y Piqué procuran no mojarse en exceso con el independentismo. Algo así como Duran i Lleida –oscense convertido en soberanista a media pensión y a temporadas– cuando disfruta de su privilegiado puesto en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados. Entonces sí es España. Pero en casa, ante el cálido fuego del hogar de la patria soñada, en uno y otros la cosa cambia. La intimidad es la intimidad. Igual que la pela es la pela.

La cuestión, al fin, no es si es lógico pagar una prima por ganar el Mundial. El meollo es si es coherente convocar a la selección de un país a alguien que no lo siente del todo –o en nada– como propio, sea en la intimidad o en público. Si esto se considera una cuestión menor, ¿a qué discutir de la prima?

Compartir

Siguiente

ABC.es

Que viene el Cierzo © DIARIO ABC, S.L. 2014

De lo divino y de lo humano, de la política a pie de calle, de cábalas y descabales de esta casa común -pese a algunos- que se llama España de las Autonomías. Más sobre «Que viene el Cierzo»

Categorías
Etiquetas
Calendario
junio 2014
L M X J V S D
« may   ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30