Maleducados

Publicado por el oct 7, 2013

Compartir

Surcar la web de la Generalitat es hundirse en el fango de la historia peor cocinada. Hace tiempo que el afán del nacionalismo echado al monte cayó en la burda manipulación histórica plagada de mala educación: lo que se enseña y difunde encadena tal cantidad de mentiras que son un mal chiste, ofensiva a la inteligencia; y al hacerlo se tratan de moldear cerebros que estén prestos a la «causa nacional». Los catalanes deberían ser los primeros indignados por un nacionalismo que, dicho sea de paso, con su encarnizada manipulación demuestra sus vergüenzas: un sonrojante complejo del pasado.

Decir que el rey de Aragón Jaime I creó los «Países Catalanes», que Cataluña era un «país europeo» cuando se descubrió América, que el Condado de Barcelona «se anexionó» el Reino de Aragón, que el «Casal de Barcelona» tuvo todo un imperio por el Mediterráneo o que no hubo Corona de Aragón, sino «Confederación catalano-aragonesa» sería suficiente para suspender Primaria en cualquier punto de España y no entrar en universidad alguna. En Cataluña, sin embargo, es mérito para vivir al calor del gobierno autonómico, para sentirse arropado entre el terciopelo del sillón y cobrar un sueldo público.

El disparate es tan mayúsculo que obligaría al Estado a intervenir. Entre otras cosas, porque atentan al pasado de España. Y, sobre todo, porque si perlas como las arriba citadas se escriben e ilustran (con cuidados videos) en la página oficial de la Generalitat, lo que sus autoridades pueden estar enseñando en los colegios catalanes da espasmo. No es un mal chiste, es lisa y llanamente mala educación. Enseñar la historia desde la mentira interesada es un juego peligroso, además de labrar un huerto de ignorantes. Y los catalanes tienen derecho a aprender para ser competitivos, también en historia y con la historia, no verse obligados a aprender falacias que dan risa.

De momento, El Cid se ha salvado del particular photoshop nacionalista. No es cuestión de dar ideas, pero basta con poner el mapa de España, marcar la ruta del Campeador y darle a «rotar imagen». Y así la gesta arrancaría, más o menos (un suponer), por La Pobla de Segur. Y acabar, otro suponer, por tierras manchegas.

Entre Guifredo El Peludo (a cuyo linaje la Generalitat otorga ser «germen» de la Corona de Aragón) y Artur Mas hay un paso. O un pelo, que al parecer le sobraban al precursor de la gran nación catalana hace más de mil años.

Decía Goethe que sólo puede enseñarse a hijos bien educados si lo están sus padres. Pero la Generalitat lo ignora.

Compartir

ABC.es

Que viene el Cierzo © DIARIO ABC, S.L. 2013

De lo divino y de lo humano, de la política a pie de calle, de cábalas y descabales de esta casa común -pese a algunos- que se llama España de las Autonomías. Más sobre «Que viene el Cierzo»

Categorías
Etiquetas
Calendario
octubre 2013
L M X J V S D
« sep   feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031