Los trileros de Montoro

Publicado por el abr 18, 2013

Compartir

Ante el Ministerio de Hacienda acuden estos días trileros para ofrecer sus servicios. La ocasión la pintan calva: toca menear las bolitas del «déficit asimétrico» y de la financiación autonómica, pomposas expresiones que vienen a resumirse en pasta a repartir para contentar a gobiernos autonómicos que, por lo general, son tan ávidos en rebeldía y en presión al Estado como en gastar sin tiento. Cataluña y Andalucía, una vez más, están en primera fila. El resto, más o menos, asisten con cara expectante esperando la suerte del convidado. Y esa suerte, de común, no llega si la bolita la mueve un buen trilero.

Se ha creado un grupo de trabajo para estudiar ambas bolitas y manejarlas con tacto para no revolucionar al auditorio. El reto está en cómo hacer ver a las autonomías cumplidoras que es mejor que se sigan apretando el cinturón mientras otros mastican con gula. Bastó que hace unas semanas lo insinuara el ministro Montoro para que entre sus filas hubiera presidentes autonómicos que pusieran el grito en el cielo.

Para calmar los ánimos se opta por el discurso. Las comunidades cumplidoras no saldrán perjudicadas, insiste el discurso oficial. Pero se sabe que la cocina está en marcha para que las incumplidoras, cuando menos algunas, salgan beneficiadas. Cataluña tira del carro. La Comunidad Valenciana se apunta.

Primer problema: que por mucho que se diga lo contrario, en un juego de suma cero es imposible que si uno sale beneficiado el otro no resulte perjudicado. Y en esto de la pasta a repartir, la que uno trinca el otro la excusa.

Por eso los trileros se ofrecen ante Montoro, conscientes de que quizás les necesite. Exponen su oferta de servicios profesionales, que está por ver si al final se admite. En síntesis, el relato de uno de los candidatos se resume en lo siguiente. Supuesto práctico: «Bolita por aquí, bolita por allá… ¡el señor Mas ha acertado!». Montoro asiente con gesto serio. «Bolita por aquí, ¿dónde está la bolita…? ¡olé salero, Andalucía!». «Nadie pierde», le toca mascullar a Montoro ante otros quince que empiezan con el mosqueo.

«Y ooootra bolita, tirorí tirorí…» Tres tiradas después, el mosqueo aumenta. Toca calmar. «La bolita, la bolita, está aquí, allí, tirorí, tirorá… ¡Valencia acertó!». Llega la coartada prevista en el supuesto práctico. Uno del PP al que el trilero da la enhorabuena. Coartada perfecta: además de a los de siempre, la teledirigida bolita sonríe en esta ocasión a un gobierno territorial del PP también en apuros. Aunque sólo sea a uno, es suficiente para dar por certificada la pluralidad del juego. El resto, boquiabiertos.

El trilero cedería entonces la palabra. El juego ha terminado: «Nadie ha perdido, sólo que unos han ganado», sentenciaría la oficialidad con gesto seguro, para dar por buena la incongruencia matemática. Mosca tras la oreja entre el público. En el AVE o en coche oficial, camino de vuelta, algunos de los escamados caerían en la cuenta de la jugada. Otros se encojerían de hombros conscientes de que lo sospechaban de antemano. «¡Dichoso trilero!, coincidirían ambos.

¿Habrá trilero o juego limpio? Se admiten apuestas.

Compartir

ABC.es

Que viene el Cierzo © DIARIO ABC, S.L. 2013

De lo divino y de lo humano, de la política a pie de calle, de cábalas y descabales de esta casa común -pese a algunos- que se llama España de las Autonomías. Más sobre «Que viene el Cierzo»

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2013
L M X J V S D
« mar   may »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930