Repunta la siniestralidad vial, mala cosa

Publicado por el Aug 1, 2016

Compartir

Julio ha vuelto a ser espantoso en carretera124 fallecidos en accidentes de tráfico, lo que eleva a 667 los muertos en lo que va de año. Según la DGT, son 51 fallecidos más que en los siete primeros meses de 2015.

Así las cosas, el pasado mes ha consumado la dramática línea ascendente que, salvo mayo (registró un descenso de víctimas), viene reflejando este ejercicio. Sólo en enero fueron 90 los muertos en carretera, dos más que en 2015, y en febrero la cifra volvió a subir con otros cinco fallecimientos, hasta sumar 84.

accidente-03¿Qué nos pasa para estar así? Está claro que la leve reactivación económica cala poco a poco en los bolsillos de unos y otros, y eso se traduce en un aumento del tráfico (2,5 millones de viajes más, según Tráfico). Cuestión aparte es cómo están saliendo miles de coches, porque muchos, siempre demasiados, van mal. Tantos como 600.000 con algún fallo mecánico, según estimaciones del estudio DUCIT del RACE.

Hace tiempo señalaba desde estas líneas que viajar en coche no es una obligación, para nadie. Si nos falta el dinero para hacer las cosas bien, hay alternativas para desplazarse… incluida la de quedarse en casa, así de simple.

Puede que no tengamos la solvencia de otras épocas para rejuvenecer, como deberíamos, el parque móvil, por más que julio haya vuelto a ser un mes próspero en el comercio de coches nuevos. Vale, el Plan PIVE acaba de agotar fondos y su bonificación (más que otra cosa, un reclamo psicológico para comprar coche) «ha volado». Pero salir a carretera con un coche que, sin ir más lejos, va con ruedas en condiciones deficientes, como hacen muchos (que no se molestan ni en echarlas un vistazo) no es de recibo. Ojo al dato, que decía aquel: se estima que hasta el 73 por ciento conduce vehículos con cubiertas imperfectas.

Sigo con las ruedas, que no, no cuestan lo que un coche nuevo. El reto es éste: si tenemos para «otra de gambas» y tantas cañas y aperitivos merecidos en nuestro retiro estival, es evidente que no falta para cambiar cuatro neumáticos, por mucho que nos cuesten, ¿cuánto? ¿300, 400 euros de media? Incluso menos, buscando bien.

Distracciones (siempre temibles y cada vez más frecuentes), prisas por llegar cuanto antes mejor (vivimos a demasiada velocidad, para todo y en general) y una temeraria autosuficiencia que, a menudo, nos hace vernos infalibles «reyes del mambo» al volante (hayamos o no descansado, comiendo y, más aún, bebiendo en exceso…) rematan la jugada, y nunca mejor dicho. Lo malo, lo terrible, es que tras el golpe no hay marcha atrás que valga.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2016

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»