Cambio de tendencia: los jóvenes ya no quieren tener coche

Publicado por el May 29, 2016

Compartir

Siempre que hablo con responsables de marcas automovilísticas sobre el particular tengo más y más claro que asistimos a un progresivo cambio de modelo en esto del automóvil. A un cambio que no ha hecho sino empezar y que poco a poco traerá consigo nuevas experiencias y situaciones hasta hace poco impensables.

De entrada, la edad de adquirir vehículo por primera vez se está retrasando, y además a marchas forzadas. La juventud, que algunos llaman «millennians», ya no está interesada como antaño en tener coche en propiedad, sobre todo al cumplir 18 años. Ni mucho menos. Puede que sean muchos los que se saquen el carné, pero de ahí a tener coche…

Cierto: hoy como nunca impera la movilidad. Pero muchos eligen fórmulas alternativas a las cuatro ruedas, entre otros motivos porque el dinero no sobra, porque volar es más barato que nunca… Y así, anteponen llevar encima un buen teléfono móvil que anclarse a un automóvil que sólo acarrea gastos.

Los fabricantes de coches son conscientes de la transición y saben que apremia reciclarse para seguir en el tajo a medio y largo plazo. De ahí que sigan con atención milimétrica propuestas en boga, como el coche compartido o carsharing, al estilo de BlaBlaCar, o iniciativas similares de alquiler por minuto de uso, tipo Car2Go.

CAR2GO CANADA LTD. - car2go autopartage Introduces a New ServiceY es que hay motivos para no «esclavizarse» a la propiedad de un automóvil. La falta de seguridad profesional (cada vez son menos los que «presumen» de un puesto de trabajo indefinido) o de la expectativa de ingresos dignos y fijos no invitan, precisamente, a «aventuras».

Desde luego, para la juventud pensar en «atarse» a las letras que durante cinco o seis años acarrea hacerse con un coche es, como poco, una temeridad. Sí, un día acabarán comprándose uno, por ejemplo cuando tengan familia e hijos (parece que antes de los 30, nada de nada), pero de momento, mira, mejor déjalo estar. Así que para las nuevas generaciones el automóvil ha pasado de levantar pasiones a ocupar un segundo plano como consumible puro y duro. Para de ir de un punto A a uno B, sin más.

Ojo, porque no es un fenómeno español, sino común a las sociedades occidentales más avanzadas. Un alto directivo de Renault me confesaba que, pese a ofrecer regalarle un Twingo a su hijo universitario, éste, fanático como todos los de su edad de las aplicaciones y la última tecnología de consumo, prefería seguir viajando en Autolib. Una fórmula de carsharing que dominaba y que triunfa en la capital francesa.

Por eso, cualquier marca automovilística trabaja sobre un escenario en el que ya no sólo será fabricante de vehículos: su actividad abarcará nuevas soluciones, como el renting a particulares (como el que ya ofertan Citroën y Peugeot, junto a fórmulas inminentes para recuperar y volver a vender los coches durante ciclos de 12 años), el citado coche compartido y alquileres de toda índole. Ahora más que nunca, toca renovarse o morir.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2016

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»