Medidas sencillas (aunque tardías) que evitarán muertes en carretera

Publicado por el may 3, 2016

Compartir

Aplaudo las últimas propuestas anunciadas por el ministro en funciones, Jorge Fernández Díaz, para impulsar en los próximos meses medidas que aminoren la excesiva sangría que arrojan nuestras carreteras. Lo que no alcanzo a entender es por qué se ha tardado tanto en idear y llevar a la práctica algo tan aparentemente sencillo.

De entrada, sólo en lo que va de año se han registrado 295 accidentes mortales en vías interurbanas con la pérdida de 349 vidas. Pero, al tema, las medidas son las siguientes:

1.- Bandas rugosas: se instalarán longitudinalmente, en sentido de marcha, incluidos arcenes y eje central, para evitar salidas de vía o colisiones frontales por invasión del carril contrario. En total, 3.000 km a tratar calificados como especialmente peligrosos por la propia DGT. La mejora tardará 5 meses y contará con un presupuesto de 5 millones de euros. Viene avalada por investigaciones que aseguran puede reducir un 29% los accidentes por colisión frontal y los fallecidos un 67% en vías convencionales.

2.- Limitar las zonas de adelantamiento en tramos de concentración de accidentes de vías convencionales, para lo que se implantará la doble línea continua, incluso más ancha y balizada. 1.000 serán los km a tratar con un presupuesto de 1 millón de euros para intentar reducir en 20 los fallecidos por año.

3.- Regular intersecciones peligrosas: los cruces entrañan uno de los riesgos más elevados. Para hacerse a la idea, sólo el año pasado el 20% de los accidentes con víctimas ocurrió en estas intersecciones, con un saldo de escalofrío, pues fueron 134 los fallecidos por colisiones frontolaterales. Aquí se instalará un sistema de señalización dinámica preventiva luminosa que alertará de la presencia de vehículos en 40 cruces. Se estima se evitarán 20 muertes cada año. ¿El coste? Un millón de euros.

4.- Señal de tramos de peatones: en tramos muy frecuentados por estos habrá nuevas señales de peligro dotadas de un pulsador para que el propio viandante lo accione y avise de su presencia. Podrían suponer 10 muertos menos por año al acondicionar unas 100 señales en los 50 tramos con mayor número de atropellos a lo largo de los próximos 7 meses; costarán 100.000 euros.

5.- Vigilancia y control de excesos de velocidad nocturnos, sobre todo para regular el tráfico fronterizo y de furgonetas de reparto. Se parará, identificará y efectuarán controles integrales a los conductores de estos vehículos con pruebas de alcohol y drogas, documentación, ITV… 30.000 euros para evitar 10 fallecidos al año.

velocidadDistancia6.- Vigilancia de la velocidad y la distancia de seguridad entre vehículos en autovías y autopistas, donde se han registrado más muertos en los últimos tiempos por alcances de este tipo. Se va a intensificar la vigilancia de la distancia de seguridad desde los helicópteros, con vuelos a baja altura (confiemos en que no distraigan a más de uno) para que estos sean visibles por los conductores. Serán señalizados en los paneles de las carreteras y se incrementarán en las provincias con mayor accidentalidad. La medida tendrá un coste de 5.000 euros y persigue reducir en 10 las personas fallecidas al año.

7.- Motocicletas: mayor vigilancia en vías donde su accidentalidad es elevada, con controles integrales a estos usuarios y vigilancia pormenorizada de la ITV. Y es que resulta que, últimamente, el 9% de las motos implicadas en siniestros con víctimas no llevaban pasada esta última revisión, sobre todo en motos con al menos 20 años.

Simple y, según parece, asumible. Porque no siempre es gastar o invertir mucho, sino poner la cabeza a pensar. Dar «una vuelta de tuerca» a los mimbres que hay e incrementar la vigilancia no necesariamente para multar, sino para prevenir. Insisto: ¿no se podía haber hecho algo de todo esto antes?

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2016

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»