A Carmena le da por las cámaras de semáforo y los radares de tramo

Publicado por el Apr 24, 2016

Compartir

Ya, ya sé que los anteriores consistorios madrileños comenzaron con fuerza la política de semáforos con cámara para denunciar a quien los rebase o semáforos-foto rojo, aunque quede si sancionan en ámbar. Pero es que ahora, la nueva corporación que capitanea Manuela Carmena parece incluso más lanzada a la caza y captura del automovilista. Ese «ente» que tanto se estruja en impuestos y que, sin embargo, y como recuerdo desde estas líneas, parece el «enemigo a batir».

camaraAhora son 9 puntos más, nueve semáforos-foto rojo adicionales. A priori, allí donde se han detectado más infracciones o lo han pedido los vecinos, cerca de centros escolares… Pero, ojo, aún en pruebas su ubicación es provisional. De momento están en las señales luminosas de Velázquez con Joaquín Costa; Monforte de Lemos con Finisterre; carretera de Carabanchel a Boadilla con Villaviciosa; avenida de la Peseta con el barrio de la Fortuna; Alberto Aguilera con Galileo; Plaza de Fernández Ladreda; Avenida de América con Cartagena; Camino del Barrial con Fernándo Lázaro Carreter; y Antonio López con la plaza de Marqués de Vadillo.

Madrid suma así 43 semáforos con cámara recaudadora. Recuerdo que rebasarlos en rojo implica multa de 200 euros y pérdida de 4 puntos de carné.

Ok. Además del acoso y derribo al conductor, ¿dónde están las medidas disuasorias prometidas? Porque recuerdo que, al hilo de la famosa boina de contaminación del pasado otoño, Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad del ayuntamiento capitalino, habló de aparcamientos alternativos inminentes para alejar el coche de la ciudad, de potenciar el transporte público urbano… Sí hombre sí, si hasta Carmena causó risas porque algunos serían «parkings de mujeres»… En fin, para variar, nada. La «nueva política», como algunos se aferran en llamarla, es más de lo mismo: represión y multas. Punto.

Muy carca, casi ilegal, ¿o hay que recordar las reiteradas denuncias de entidades como Automovilistas Europeos Asociados, que una y otra vez arremeten en los juzgados, casi siempre con éxito, contra multas así por la falta de objetividad y rigor técnico de estos sistemas? Porque, como con muchos cinemómetros (radares, vaya), el control metrológico brilla por su ausencia. Sí, «tiran» fotos y ponen multas, pero a menudo por las buenas, sin baremos objetivos. ¿Vigilar o recaudar? Parece que se les ve el plumero, mucho.

Por cierto, ¿sabían que a la ridícula velocidad a la que se obliga a circular, como el radar limitado a 50 km/h en la salida del Paseo de la Castallana, o los tan traídos y llevados 70 km/h en los túneles de la M-30, los coches van a terminar hechos polvo? Claro: no sólo contaminan más, porque a esos ritmos se «arrastran» como pueden en marchas intermedias (tercera, cuarta…), sino que machacan los sistemas de recirculación de gases instalados y que no operan (ni pueden) a tan baja velocidad. Ya verán ya, ya verán las averías que se avecinan con estas prácticas…

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2016

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»