La última de Carmena también lo es de Colau: en 2020, prohibidos los diésel

Publicado por el Jan 25, 2016

Compartir

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha revelado en declaraciones a los medios de comunicación la posibilidad de prohibir la circulación de los coches con motores diésel contaminantes por la capital dentro de cuatro años. Carmena ha remarcado la necesidad de la medida «por lo peligroso de las partículas que generan este tipo de vehículos», más allá del dióxido de nitrógeno (NO2).

La propuesta pretende ser incluida, según han precisado desde el área de Medio Ambiente y Movilidad, «como declaración de intenciones o instando al próximo gobierno local a hacerlo» en el próximo Plan de Calidad del Aire 2017-2020, conocido como Plan Azul+.

1-dieselVamos por partes. La idea, similar a la formulada por la primera edil de Barcelona, Ada Colau, no es nueva. Ya la hizo hace tiempo la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y además con las miras puestas en la misma fecha: 2020.

Es lógico y positivo que los dirigentes de grandes urbes como París, Barcelona o Madrid, barajen medidas que, de una u otra forma, atenúen el problema de la contaminación, la dichosa «boina». Pero, ojo, aquí no se puede cortar por lo sano y hacer tabla rasa, a las bravas. Decretar sin más que los coches de gasóleo no rebasarán los límites metropolitanos.

¿Cuál será el criterio? ¿Todos los diésel por igual? ¿Qué es eso de los «diésel contaminantes», los más antiguos, los de motor más grande…? Ya han advertido desde ANFAC, a través de su portavoz David Barrientos, que los automóviles diésel de nueva factura no son el problema, gracias a los sistemas y filtros anticontaminación que llevan instalados. ¿Qué pasa, por ejemplo, con la inmensa flota municipal de autobuses y camiones de la basura en ciudades como Madrid y Barcelona? ¿Está al día en materia de emisiones? ¿Seguro? ¿Y los miles de profesionales, comenzando por los taxistas, que no tienen otra que recurrir al coche, mayoritariamente diésel porque hacen miles de kilómetros al año? ¿Tampoco van a pasar la «nueva frontera»? Un dato: 7 de cada 10 coches circulando por la capital de España usan gasóleo.

Las cosas no se hacen así. Para variar, el planteamiento político es erróneo, por lo menos precipitado y falto de rigor técnico y hasta social. ¿Se ha consultado a algún colectivo afectado? Porque es lógico querer preservar la calidad del aire en pro de la salud de los ciudadanos, pero ¿paralizando la ciudad y su consiguiente actividad económica? Aquí nadie habla de la contaminación que generan las antiguas calefacciones y calderas comunitarias, de la que provoca la industria aledaña y el transporte pesados… No, todo se achaca al coche. Lástima de coche, que tantos impuestos revierte a las arcas de la administración, también municipal.

¿Qué tal proponer controles esporádicos de emisiones, controles rigurosos a pie de calle, más allá de la ITV? ¿Y de renovar un parque móvil viejo y, sí, por ello contaminante en demasía? Nada se sabe de aparcamientos disuasorios, sí, de esos que un día el equipo de Carmena iba a hacer en «dos patadas». Hasta los de mujeres, ¿se acuerdan? No hay propuestas alternativas, que va, sólo prohibir y prohibir. Qué fácil, y qué ingenuo.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2016

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»