Carta a los Reyes Magos: mejorar el estado de las carreteras

Publicado por el dic 21, 2015

Compartir

Aún con disparidad de criterios, las principales formaciones políticas que han concurrido a los comicios generales han presentado —desde luego no por consenso— un denominador común en materia de infraestructuras viarias: mejorarlas. Una generalidad que, a la hora de la verdad, termina convirtiéndose en un deseo más que en una realidad. En parte porque el dinero no sale de la nada, pero también porque los hay, y no son pocos, que ven en esto un gasto, no una inversión para el progreso. Error de bulto atendiendo al último informe de EuroRAP, que denuncia que más de 3.500 km de nuestras carreteras presentan riesgos elevados.

Durante unas jornadas impulsadas por la Asociación Española de la Carretera (AEC), PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos (C’s) defendieron mejorar la conservación de las vías. Otra historia es la visión acerca de  la necesidad de construir nuevas infraestructuras o de pagar por usarlas. Remarca la AEC que en lo único que coinciden es en la necesidad de invertir más en conservación y de firmar un pacto de estado —hay que reconocer que no son nuestro fuerte— sobre las políticas a abordar en la parcela.

Conservación, ese talón de Aquiles que arrastramos desde hace años, aunque para el ejercicio a punto de e empezar la partida en los presupuestos generales del Estado aumente un 14%, con nuevas licitaciones y obras de mejora previstas para firmes y de sistemas de contención.

1-carreteraLos socialistas hablan de invertir 2.000 millones de euros, el doble de lo previsto por el PP. Y denuncian, claro, que al ritmo actual va a ser difícil conservar el firme. Y que eso afecta a la seguridad de los usuarios. Otra historia es de dónde salen esos 2.000 millones…

Los hay que ligan conservación y accidentalidad, apostando por una mayor dotación para renovar firmes, barreras y señalización vial, y otros, como Podemos, que previa auditoría estarían dispuestos al pago por uso —C’s lo rechaza al tratarse de carreteras financiadas vía impuestos—. Algo a lo que PP y PSOE darían el visto bueno con la preceptiva reconversión del sector del transporte y con consenso político y social.

Planificar infraestructuras conforme a las necesidades de los territorios, maximizar la utilización de los recursos y reordenar la demanda son las peticiones que, por su parte, realiza la AEC en su «carta a los Reyes Magos».

En ella recuerda, con lógica, que un buen estado de conservación supone aminorar consumos y emisiones de los vehículos, ahora en el punto de mira, aumentar la seguridad de la circulación, resolver la congestión y acortar los tiempos de desplazamiento.

Hace unos días hablaba de la conducción autónoma y su vasto repertorio de ventajas, comenzando por la seguridad. La verdad es que parece ciencia ficción, sobre todo si tenemos en cuenta que no exige carreteras futuristas o tecnologías desconocidas en lo que toca a la infraestructura. Qué va, en realidad sus impulsores se contentarían con unas líneas del firme bien pintadas. Y unas señales de tráfico en condiciones, aunque para ello, se estima, hagan falta unos 6.000 millones de euros en inversión. Ahora viene lo mejor: ¿quién le pone el cascabel al gato tras el endiablado resultado electoral del 20-D…?

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2015

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»