La conducción autónoma arranca ya

Publicado por el Dec 14, 2015

Compartir

Como antes hiciese el gigante Google, su equivalente chino Baidu —el buscador en la red más utilizado por los 600 millones de internautas chinos— ya ensaya coches autónomos. Una tendencia a la que, de forma parecida, no escapan ni Apple —con un eléctrico de nombre Titan del que últimamente poco se sabe— ni Samsung. No serán los únicos.

Baidu, que colaboró con BMW en el desarrollo de un coche semiautomático, ha probado con éxito su primer automóvil de conducción automática en Pekín, hasta 100 km/h. Se trata del primer resultado tangible de un desarrollo iniciado en 2013. Al parecer, el vehículo circuló sin intervención humana, pero con un piloto a bordo para monitorizar y retomar los mandos en caso de emergencia. Mercedes-Benz, el Grupo Volkswagen y Volvo auguran ambiciosos movimientos en este terreno. Como PSA Peugeot Citroën, que hace bien poco testaba un modelo así en circulación abierta de Vigo a Madrid, sin más supervisión que la de un ingeniero. Ni Guardia Civil de escolta, ni carreteras cortadas ni nada de nada: por la A6 derechito a su destino…

autonomaLa cosa va en serio. Ignoro cuánto tardarán en echar a volar, o incluso si alguna vez llegaremos a verlo, pero en una década usaremos automóviles que nos llevarán de un sitio a otro sin tocar los mandos. No lo duden.

Uno de los proyectos más interesantes en este sentido es el encabezado por el gigante de la industria matriz Bosch: muchas de sus tecnologías, como el detector de peatones, el control activo de velocidad o el asistente de atascos y esquiva, entre otros, son realidades ya comercializadas o a punto de hacerlo. En ellas se soporta buena parte del automatismo que permitirá a un vehículo circular de un punto a otro por si mismo.

Diversos estudios, también de la propia Bosch, apuntan a que una gran mayoría de usuarios está dispuesta a asimilar esta realidad, y además con rapidez: pagarían por sistemas así alrededor de 3.000 euros sobre el precio del vehículo.

A la gente le gusta conducir, y es más que probable que, en el futuro, los coches sigan dejándonos hacerlo. Pero, a la hora de la verdad, ¿cuántos no antepondrían navegar por Internet, ver la tele o revisar el correo electrónico cómodamente sentados en mitad de un atasco mientras el coche toma el control?

Es más, Bosch asegura que estos impresionantes sistemas zanjarán buena parte de los accidentes, causados hasta en un 90% de los casos por la acción del hombre. Y con un tráfico más coordinado, aunque cueste pensarlo, ganaremos en eficiencia, ahora que tan de moda se ha puesto lo de las emisiones, y hasta en productividad. Pero sobre todo en confort.

Apuntan desde Bosch que la conducción autónoma puede ser la solución para que más de un conductor veterano pueda seguir disfrutando sin temor de su vehículo. Pero, ojo, también que será necesario un reciclaje vía autoescuela o curso de conducción para tener claro cómo funciona toda esta tecnología, que se pretende sea lo más intuitiva posible. Sí, porque, si fuera necesario, el conductor debería poder retomar el control.

En realidad, se trabaja para que llegue el momento en que el coche pueda hacerlo todo, pero ya a día de hoy es evidente que muchos, demasiados, no saben e incluso se asustan si el antibloqueo de frenos ABS o el control de estabilidad ESP actúan, contraviniendo sus beneficios.

Por cierto, también hace falta que las autoridades cuiden las infraestructuras, porque los vehículos autónomos necesitan «leer» las marcas de la carretera y las señales de tráfico para saber cómo circular en cada momento. Y en esto, al menos en España, estamos lejos del ideal: hacen falta 6.000 millones de euros en inversión para dejar las vías en condiciones.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2015

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»