Atascos: predicar sin dar trigo

Publicado por el Oct 19, 2015

Compartir

Ya van dos: dos lunes ‘negros’ en lo que al tráfico en la capital de España se refiere, con colapsos motivados por cuatro gotas de agua caídas que han derivado en otros tantos golpes de ‘chapa’ por alcance. Me pregunto qué pasará si el invierno, a la vuelta de la esquina, trae consigo nieve o hielo. ¿Colapso total?

Es un hecho que hay más tráfico que hace unos meses, o que unos años, cuando la crisis golpeó más duro. Pero también que cuando el dinero vuelve a moverse las arcas públicas engordan. ¿Dónde están entonces las soluciones?

Además de prohibir por activa y pasiva cualquier iniciativa de transporte privado, ¿cuál es la alternativa que ofrecen las autoridades? No voy a cargar exclusivamente las tintas en el Ayuntamiento de Madrid, que lógicamente no es responsable de todos los males en este capítulo. Pero, ojo, además atascos-blogdel postureo de la alcaldesa Carmena moviéndose en bici para hacerse la foto, ¿qué soluciones aporta para resolver el embrollo?

Porque la única que de momento le he escuchado es prohibir y prohibir: desde la circulación rodada en nuevos barrios de la almendra urbana a no residentes —los comerciales que se olviden del automóvil para su trabajo si van por ahí— a la de las motos en días con índices de contaminación severos.

Normal que asociaciones moteras y patronal del sector hayan puesto el grito en el cielo. Porque una cosa es vigilar que una moto, como cualquier otro automóvil, vaya en condiciones de seguridad y contaminación —también acústica—, y otra bien distinta negar la mayor: suponen una solución clara a los atascos, los de aparcamiento inclusive.

No oigo hablar de nuevos aparcamientos disuasorios en la periferia —cierto, no solo aplican al Ayuntamiento— o de planes urbanísticos que concilien centros de negocios y espacios residenciales: en Madrid los primeros se ubican, sobre todo, en la zona noroeste, y los segundos en el polo opuesto. Tampoco de transporte público bien vertebrado y transversal. Mientras, el RACE pide, por enésima vez y sin éxito, convocar la Mesa de la Movilidad con todos los agentes implicados…

Como de costumbre, el automóvil, en cualquiera de sus facetas, es la ‘bestia negra’ a batir, según parece con sus usuarios a bordo; de los impuestos que genera mejor ni hablamos. Lo de siempre: falta coraje y claridad de ideas, y sobra demagogia.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2015

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»