Coches y moda, curioso maridaje

Publicado por el Sep 21, 2015

Compartir

El viernes estuve en el estreno de una nueva edición de la Mercedes Fashion Week invitado por la marca anfitriona. La cita, probablemente una de las más importantes a nivel europeo en lo que a moda refiere, viene a colación en estas líneas, precisamente, porque lo patrocina una firma de coches, nada menos que Mercedes-Benz.

¿Y por qué? se preguntarán algunos. Pues, en gran medida, porque el mundo de la moda y el del automóvil van cada vez más de la mano. Es evidente que a Mercedes le salen las cuentas, publicitariamente hablando, promoviendo un evento de alto perfil y elevada resonancia mediática, sobre todo televisiva. También estar presente en otros como el Open de Tenis de Madrid, pero sin duda protagonizar acontecimientos de moda.

Desde hace tiempo, esta marca ha impreso un importante giro a su cartera de modelos, ampliando su gama en el estrato más económico para acceder a una clientela que, hace años, no hubiese considerado ni de lejos adquirir un coche así.

IMG_2491Las cosas han cambiado, y modelos como el Clase A, el CLA o el GLA se han hecho populares entre compradores de 30 a 40 años que ven en ellos, más allá de la estrella claro, una imagen juvenil y dinámica que casa con su estilo de vida. Justo en esa línea se inscribe el evento del que hablo y, desde luego, la imaginación de diseñadores como Agatha Ruiz de la Prada, que estrenaba la Fashion de Madrid y participaba en la llamativa decoración de algunos de los modelos publicitados, como refleja la imagen junto a estas líneas.

Pero ojo, Mercedes no es la única que ha entendido que un coche es algo más que un mero medio de transporte. Land Rover, a través de su exclusiva filial Range Rover, lleva años comercializando su exitoso Evoque a través de Tailor Made, un «sastre» para configurar el coche como ninguno otro.

¿Y qué decir de apuestas tan personalizables como MINI o Fiat, ésta a través del remozado 500, o de Smart? Si hasta los fabricantes más populares ofrecen vehículos con el techo de un color y la carrocería de otro con infinidad de combinaciones para no encontrarse —o casi— otro igual por la calle.

Es evidente que unos y otros saben que llegan y se dirigen a compradores —y no sólo féminas— que juegan con el coche como símbolo de estatus y eso tan de moda llamado life style, o estilo de vida. El coche, el reloj de pulsera, los zapatos y desde luego el teléfono móvil hablan de quien los lleva, en un sentido o en el contrario.

¿Cuestión de marketing? Claro, pero es difícil, por no decir imposible, escapar a semejante tsunami sin sucumbir a él. Todos, sin excepción, caemos en sus garras, de un modo u otro.

 

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2015

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»