Luces, o más bien falta de ellas…

Publicado por el mar 1, 2015

Compartir

La niebla de estos días, pero también la nieve, la lluvia y el mal tiempo en general hacen aflorar la falta de práctica que tenemos en esto del alumbrado de los coches.

Creo que si no fuese porque luces como las de freno se activan automáticamente con solo pisar el pedal (menos mal), muchos no repararían en lo imprescindible de activarlas. A saber: ¿cuántos conducen sin acordarse ni molestarse en poner el intermitente? Pues muchos, pero muchos, vaya.

citroen-c5-intermitente2Y es un peligro, porque girar «a las bravas» confunde a los que conducen por detrás. Y sin duda entraña un peligro claro para los que vienen en sentido contrario y para otros usuarios, aún más débiles, como peatones y ciclistas. ¿Adoctrinador? No, sentido común: o avisamos de nuestra intención o es imposible que el resto la descubra por intuición.

El resultado es evidente: hay cientos de golpes «tontos» y de atropellos por estas cuestiones, por no citar lo mucho que incomoda conducir sufriendo semejante egoísmo.

Claro que en cuestión de luces (sería mejor decir «en falta de éstas»), hay para escribir un manual. Y es que son legión los que circulan por garajes públicos y privados, o en túneles sin encender siquiera el alumbrado de posición, cuando en realidad deberían hacerlo con el de cruce. ¿Será que se gastan, como los intermitentes…? Igual es porque con los fluorescentes del techo ya basta para ver, que no para ser vistos. ¡De traca!

Luego están aquellos que en mitad de esa niebla que antes citaba no se molestan en conectar la correspondiente luz trasera. Pero aún son más los que la ponen y cuando vuelve la claridad se olvidan de apagarla (las delanteras incluidas), lo que resulta muy molesto para la vista de los que les siguen o cruzan. La niebla, en la cabeza…

Afortunadamente, los sensores crepusculares en coches nuevos encienden por nosotros el alumbrado de cruce cuando llega la oscuridad. Sí, porque en penumbra, y ante la duda de si conectarlo o no, los hay que optan por no hacerlo hasta que literalmente ni se ve.

De esta «fauna» me hacen gracia (poca gracia, para ser sincero) los que olvidan cambiar la luz de carretera por la de cruce cuando asoma un vehículo en sentido opuesto, deslumbrándole, claro está. Ahora bien, algún damnificado de los últimos aprovecha para, a su vez, poner también la luz larga para deslumbrar al primero en una suerte de ruleta rusa para ver «quién hace más daño a quién, y si acaso nos la damos».

Un añadido a «tanta claridad« son los sistemas de alumbrado diurno, que por ley incorporan todos los turismos nuevos. Sí, pueden confundir, porque aunque poco algo alumbran frente al vehículo yendo por calles a su vez iluminadas. Pero de noche, al amanecer o al atardecer es un peligro avanzar con un coche que solo lleva encendidas estas luminarias.

auris14d_015En esto no ayuda la instrumentación de algunos vehículos que siempre va encendida. Me refiero al cuadro interior (a la izquierda de estas líneas), que entre otros incluye velocímetro y cuentavueltas, y que en ciertos modelos, para mejorar su visión, va retroiluminado hasta de día. Puesto que mentalmente asociamos el alumbrado exterior a verlo encendido, si éste va puesto todo el tiempo no es imposible olvidar darle al botón que conecta el de fuera.

Y esto sin mencionar a usuarios que viajan con una lámpara fundida, al mejor estilo «tuerto», o llevan los faros desnivelados, deslumbrando a propios y ajenos. También a quien conduce modelos con sistemas xenón, en ocasiones faltos de ajuste o exteriormente sucios, que provocan ceguera en aquellos que encuentran a su paso. Y de «guinda», los automatismos que alternan cruce/largas cuando «entienden» que proceden una u otras, en conjunto eficaces, pero a veces deslumbrantes.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2015

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»