Hombres vs. mujeres, ¿quién conduce mejor?

Publicado por el Dec 21, 2014

Compartir

Pues en esto hay opiniones para todos los gustos. Por ejemplo las volcadas en el último informe de Goodyear, que en realidad diferencia entre sexos valorando padres y madres conductores. Indica, en primer lugar, que ellos son más temerarios al volante y ellas resultan más temerosas.

Desgranando la «miga», resulta que el 16% de los padres encuestados han sido multados por exceso de velocidad frente al 7% de las madres, sobre todo porque asumen más riesgos. Tantos como para que el 14% se sienta confiado al volante en condiciones climatológicas adversas, frente al 5% del «sexo débil». En el dato redunda el hecho de que los hombres, sobre todo jóvenes, sean más propensos a correr que las mujeres (70% frente al 62%). ¡Je!: los profesores de autoescuela lo vinculan a la cultura occidental, en la que el mito la velocidad es símbolo de masculinidad. Para nota…

1-mujerPor otra lado, y aquí ya no hay diferencias de sexos, según el informe Goodyear un 56% de los españoles cree que en nuestro país hay demasiadas restricciones de velocidad, y un 58% que las normas y regulaciones viales son un fastidio.

En fin, se trata de una realidad más o menos perceptible: las mujeres conducen, en términos generales (porque siempre hay alguna más osada, de esas que sorprenden por lo rápido que van), con más sosiego y anticipación. A veces con una elocuente sensación de inseguridad, todo sea dicho, sobre todo si las condiciones de marcha no son perfectas. Me refiero, por ejemplo, a viajar de noche o bajo un fuerte aguacero.

En el polo opuesto, salta a la vista que nosotros asumimos más riesgos y menor margen de seguridad en casi todos los casos, a menudo con una injustificada suficiencia propia de quien odia admitir que carece de la habilidad de Fernando Alonso.

Según el Instituto de Seguridad Vial Fundación Mapfre, solemos llevar vehículos 50 caballos más potentes, corremos un 30% más y hacemos unos seis trayectos diarios en coche, frente a un único trayecto que completan las mujeres. Ellas protagonizan el grueso de sus desplazamientos a diario, cuando nosotros también echamos mano del vehículo los fines de semana. En otras palabras: para la mujer el coche es un mero transporte y para el hombre un símbolo de estatus y diversión.

Más curiosidades del estudio Mapfre: los expertos aseguran que los vehículos se diseñan pensando en las mujeres (desde la asociación Ganvam afirman que en las familias deciden su compra por su mayor sentido práctico y mejor gestión de la economía doméstica) aunque en realidad es a los hombres a los que, como digo, más nos gusta conducir. De paso, el 62% de los conductores nos consideramos de carácter «tranquilo», frente al 43% de las mujeres, más estresadas al volante (54% frente a 36%) pero menos agresivas gobernando el vehículo (43%) o como simples peatones (24%), aunque más sensibles a las prisas (41%), por encima de factores como la forma de conducir de los demás, que nos afecta más a nosotros (39%).

Lo mejor de todo es que la tan perseguida igualdad entre unos y otras derivó, hace ahora dos años, en una Sentencia del Tribunal de Justicia Europeo en virtud de la cual las aseguradoras no pueden usar la variable del sexo como herramienta para determinar los precios de las primas en los vehículos. La ley es la ley, sí, pero las diferencias, hasta en siniestralidad están ahí: datos de la DGT de 2009 indican que en accidentes con víctimas mortales, 234 veces conducía un hombre y 25 una mujer.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2014

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»