Mega camiones, se impone un cambio de hábitos… para todos

Publicado por el Nov 17, 2014

Compartir

Estos días, la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística Formaster ponía el acento sobre un aspecto que va a traer polémica: la circulación de los mega camiones, si finalmente se aprueba, no pasará inadvertida ni para unos ni para otros.

Me explico. Hablamos de un tipo de transporte llamado a poblar las carreteras de países como España más pronto que tarde. Ya pasa en Holanda, que pronto contará con un parque de unos 5.000 como fórmula logística para dinamizar el puerto de Róterdam. Hablamos de vehículos de hasta 60 toneladas y 25 metros de longitud que, desde luego, no funcionan como los trailer actuales y que, de entrada, deben exigir una formación específica para acometer una conducción acorde, indican desde Formaster.

1-megatruck--644x362Pasando por alto el previsible desgaste acelerado de las infraestructuras que impone su tara, está claro que un «bicho» de semejantes peso y tamaño no se antoja con maneras equivalentes a las de otro que, como ahora, fija hasta 38/40 toneladas y 18,5 metros (muchos 16,5). Ni puede frenar igual ni maniobrar con la misma «facilidad». Y supondrá adelantamientos diferentes.

Sus impulsores defienden que a más mega camiones circulando, menos cantidad de camiones en general; la ecuación resultaría en ahorros de costes de hasta el 20 por ciento. Pero, ojo, antes habrá que tener claros los riesgos que pueden comportar.

Por una parte, los profesionales del transporte deberían ser experimentados conductores y reciclarse para conocer al milímetro el comportamiento de estos vehículos. Y es que solo su MMA (Masa Máxima Autorizada) es más de un 50% superior, con fuerzas de inercia y centrífuga que aumentan de forma exponencial. Por nuestra parte, el resto de usuarios de la vía tendremos que habituarnos a una nueva realidad, con unos transportes de velocidad y dimensiones bien diferenciadas que, claro está, influyen en adelantamientos y otras maniobras.

Según Formaster, la formación de empresas y conductores (al parece, no pocos autónomos recelan de la nueva fórmula) tendría que centrarse en técnicas de conducción, eficiencia energética, seguridad activa, logística y posicionamiento de carga, así como en el mantenimiento de estos nuevos vehículos. También solicitan la inclusión en estas moles sobre ruedas del control de estabilidad y de dispositivos de seguridad como el antibloqueo de frenos ABS, el radar de proximidad o el dispositivo precolisión. Y que se evalúen aspectos sobre el posicionamiento y tipo de cargas, mantenimiento de remolques y, atención, material transportado.

Por último, y no menos importante, que adosen un nuevo distintivo específico que avise de la singularidad de sus dimensiones, porque a día de hoy el Reglamento General de Vehículos solo permite distinguir si se trata de vehículo largo o con remolque. Confiemos en que la legislación se ponga al día con la inmediatez que requiere esta realidad en ciernes y que, para variar, no vaya a rebufo, porque de por sí el período de aclimatación no será pequeño para nadie. Ya lo verán.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2014

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»