Nos equivocamos al elegir coche

Publicado por el Sep 22, 2014

Compartir

La información que hoy publicamos en la sección de Motor de www.abc.es al hilo de un informe de Acierto.com no hace sino ahondar en una frecuente realidad: muchos usuarios escogen mal el coche que compran. El primer error, quizá el más frecuente, por el combustible: ¿diésel o gasolina? Son miles los abducidos por el «run run» diésel: que si gastan menos, que si se estropean menos, que si tienen mejor reprís (cierto desde que estos automóviles adoptaron turbo) y a la postre salen más baratos…

El informe de Acierto.com lo deja clarito: de las 540.000 ventas de turismos diésel estimadas para 2014, unas 150.000 deberían corresponder a motores de gasolina solo por criterios económicos. Es decir, sin hacer cuentas que valgan (tan simple como calcular el coste por kilómetro y estimar el uso anual) anticipamos un dinero que, simple y llanamente, jamás recuperaremos pensando equivocadamente lo contrario.

disel_gasolinaEstos días también reflejábamos esta otra información: en términos generales, las mecánicas de gasóleo son más contaminantes que las de gasolina. Solo, y al contrario de lo que debería ser, las más pequeñas de este último carburante, conocidas como downsizing, liberan mayor porcentaje de sustancias nocivas, conforme a datos revelados por un estudio del prestigioso organismo alemán TÜV.

Pero al tema: no solo nos pasa con el tipo de combustible, también con la clase de coche. ¿Recuerdan cuando me preguntaba en estas líneas por el fenómeno SUV o todocamino? Pues entonces como ahora pienso igual: entran por los ojos, por muy inadecuados que resulten para uso cotidiano, ése que practicamos la mayoría para ir al trabajo, hacer la compra o recoger a los críos. Cualquier monovolumen medio o familiar equivalente es más barato de usar por donde se mire, y más práctico.

Muchos no advierten lo asfixiados que viven sin necesidad a cuenta del dichoso coche. Igual es que lo asumen… En fin, no se trata de demagogia: cada cual hace con su dinero y compra lo que le viene en gana. Ya lo saben las marcas de coches, que inundan el mercado con toda clase de propuestas, en su mayoría emocionales, como sin ir más lejos son los descapotables. Pero si de verdad razonásemos lo que compramos y superásemos ese primer impulso al que sucumbimos por un determinado modelo que nos cautiva, mejor nos iría.

Es verdad, no podemos adquirir un coche para cada uso. Pero al hilo de los vehículos eléctricos que pronto nos inundarán, la siguiente reflexión de Yoann Groleau, directivo de la firma de movilidad Altran España, invita a meditar: «Estamos ante un replanteamiento global del concepto de automóvil y, a su vez, de la movilidad. Conducir un vehículo de 1.200 kg de peso y hasta 1.000 km de autonomía para desplazamientos urbanos cotidianos y unipersonales, en su mayor parte inferiores a 20 km, carece de sentido».

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2014

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»