Cuando llega el momento de «colgar las botas»

Publicado por el oct 7, 2013

Compartir

Hace unos días publicábamos un estudio (http://goo.gl/FwiQ55) sobre la pérdida de reflejos en los conductores sexagenarios. Mal que nos pese, las estadísticas demuestran la inexorable pérdida de reflejos que, sobre todo a partir de los 64 años, se proyecta de forma evidente en la lentitud de respuesta ante circunstancias críticas, como frenazos imprevistos. Sólo el año pasado 507 personas de ese segmento de edad perdieron la vida en siniestros de tráfico. Pueden parecer pocas (27 por ciento del total), pero en realidad son bastantes si nos atenemos a los pocos kilómetros que suelen realizar y a la baja frecuencia con la que se ponen al volante.

Visión, audición y aptitud psicomotriz son las claves del problema en un colectivo que, de paso, suele consumir por prescripción facultativa fármacos (un 20 por ciento) que los hacen aún más vulnerables. ¿Cuándo llega el momento de «colgar las botas» y optar por fórmulas alternativas de transporte, incluida la posibilidad de acudir a recados cercanos a pie? Claro, depende de cada cual, del traído y llevado sentido común, ese tan inusual… Pero también de un rigor superior al renovar la licencia de conducción vía informe psicológico, auténtico coladero en no pocos casos por laxitud, mal entendida amistad en términos de favor al cliente y dinero ganado con tanta facilidad como rapidez.

Por cierto, los peatones más veteranos tampoco escapan al problema: 376 de ellos resultaron atropellados con resultado de muerte el pasado ejercicio al cruzar por sitios inadecuados o no mirar como debían. Claro está, la culpa no siempre es de ellos, por mucho que deban extremar la vigilancia al moverse en el entorno urbano. Los conductores, que siempre debemos «anticipar la jugada», tenemos obligación de ser más condescendientes y atentos con personas que no escuchan bien, aprecian de forma incorrecta la cercanía de un vehículo, pueden confundir los colores de un semáforo o, sencillamente, caminan y cruzan desorientados. Y tenemos esa obligación porque luego no hay marcha atrás que valga.

Compartir

ABC.es

Apuntes sobre ruedas © DIARIO ABC, S.L. 2013

A bordo, coches, motos y cualquier invento sobre ruedas, sin olvidar críticas sobre normativa, industria o seguridad en un cuaderno para incondicionales de gasolina y octanos. ¿Te apuntas? Más sobre «Apuntes sobre ruedas»